BURGOS NOTICIAS | INFORMACIÓN DIGITAL INDEPENDIENTE
16 DICIEMBRE 2017
 
Actualidad Actualidad
0 votos
Disminuir fuente / Aumentar fuente
ocu

Carne picada: ¿Cuál es la mejor?

OCU realiza un nuevo análisis de carne picada envasada: seleccionan las mejor y peor valoradas del anterior estudio de 2015, y algunos de los productos más vendidos del mercado. Comprueban que hay mejoría... pero también muchas diferencias entre productos, de entrada, porque la mayoría no es carne picada 100%. Descubre los resultados.

OCU | Burgos Noticias
18/06/2017
Compartir en Whatsapp (Versión Web) Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en Menéame
Comentar la noticia
Imprimir
Enviar por correo
Foto: OCU
Foto: OCU

La carne picada es un alimento de consumo habitual, asequible, versátil, permite muchas preparaciones: desde hamburguesas, a albóndigas, boloñesa, pasteles de carne... Lo ideal es pedir al carnicero que la prepare en el momento, pero no siempre es posible. Una opción rápida y cómoda es comprarla en bandejas ya preparadas... pero ¡atento! No todo lo que compras pensando que es carne picada lo es realmente.

¿Carne picada, preparado de carne o Burger Meat?

Como un consumidor más, desde la OCU han comprado las marcas de carne mejor y peor valoradas de su último análisis, así como las bandejas de venta en los principales establecimientos. Junto a la carne picada envasada, han encontrado también productos que en realidad son preparados de carne picada o "burger meat": no son productos malos, se pueden consumir sin problemas, pero no es lo mismo que la carne picada. ¿Tienes claras las diferencias?

Carne picada 100%. Solo carne, es la única que puede usar esa denominación. Además tiene unos requisitos referidos a la calidad de la carne y cantidad de grasa que son de obligado cumplimiento: en la carne picada, el contenido máximo de grasa es el 20% y la relación colágeno/proteína debe ser del 15%. Con estas cifras se garantiza que la carne cumple unos estándares de calidad.

Preparado de carne picada. En estas elaboraciones la carne picada se mezcla con otros ingredientes (cereales, sal, especias...). En estos preparados debe indicarse claramente cuál es el porcentaje real de carne (que a veces es solo el 70%). A diferencia de la carne picada, la norma no establece en los preparados de carne unos requisitos mínimos de calidad.

Burger Meat. En estos preparados a la carne debe añadirse al menos un 4% de otros ingredientes... y a los cereales, especias, fibra, etc. se le suman además sulfitos y colorantes, otro tipo de ingredientes que lo que consiguen es proporcionar a la mezcla un aspecto más apetecible y alargar su vida. Como cualquier otro preparado, también debe indicar el % de carne que lleva. No hay requisitos de calidad mínimos para el Burger Meat.

Analizan 11 carnes y preparados

Desde la OCU han comprado y comparado 11 muestras de carne y preparados de carne. En conjunto, los resultados son mejores que los que encontraron en su último análisis:

De los 11 productos, 3 son de buena calidad (los dos que son realmente carne picada, El Corte Inglés y Aldi y el preparado de carne de Tradivac). El resto tiene una valoración media, entre ellas hay buenos productos, pero otros deben mejorar bastante tanto en la calidad de la carne, como, muy importante, en el etiquetado.

En general, la carne picada y preparados que se encuentran ahora son mejores que los de hace un par de años: la presión de los consumidores no es ajena a esta mejora.

Las mejores... y las peores

Destacan del resto, por su francamente buena calidad, los dos productos que son Carne Picada 100%: El Corte Inglés y Campo y Corral de Aldi.

Comparte el podio con ellos un preparado de carne, el de Tradivac: la buena calidad de la carne, la proporción colágeno/proteína, el etiquetado correcto... lo convierte en un producto también recomendable.

En el extremo opuesto están los preparados Burger Meat de Roler, Alipende y Lidl: una carne de pobre calidad, con  en el caso de Roler, y el exceso de aditivos generalizado pasan factura a estos productos, los peor valorados del análisis.

¿Qué han analizado?

Todas las muestras, compradas anónimamente, han sido enviadas a un laboratorio especializado. Allí se han valorado aspectos como:

Calidad de la carne, para determinarlo se tuvieron en cuenta aspectos como el porcentaje de grasa (valoramos muy bien a los que tienen menos de un 10%, bien a los que quedan por debajo del 15% y negativamente a los que superan el 18%), el de proteína, la relación colágeno/proteína, determinante de la calidad de la carne, pues una elevada proporción de colágeno revela que se han usado partes de menos calidad, tendones, cartílagos, fascias...

Higiene. Como la carne picada es un producto frágil desde un punto de vista higiénico, es muy importante valorar su calidad microbiológica. Afortunadamente no se han encontrado patógenos (Listeria o Salmonella), pero sí otros microorganismos, como bacterias aerobias o enterobacterias. En los casos en que los recuentos microbiológicos sean muy elevados, se obtiene una mala valoración al final en este criterio.

Etiquetado. El etiquetado es también un aspecto determinante, pues la denominación del producto o la falta de información clara en el envase induce a error al consumidor, como venían denunciando en su campaña contra Etiquetas Trampa. La carne picada no es una excepción. Revisando la etiqueta de los productos han encontrado fallos, pero solo sale mal parado, en el conjunto del etiquetado, el preparado de Alipende: en el envase destaca la información "100% carne de añojo"... pero en realidad, leyendo la letra pequeña vemos que solo tiene un 89% de carne. Estas afirmaciones "tramposas" inducen a error al consumidor.

¿Compras carne picada?

  • Si vas a comprar carne picada, la buena noticia es que encontrarás en conjunto productos de mejor calidad, pero destacan sobre el resto las carnes picadas 100%.
  • Pídesela al carnicero, el precio será mejor si usas piezas baratas tipo falda.
  • Te recomendamos mantener la carne picada en la parte más fría de la nevera y cocínarla en las 24-48 horas siguientes a la compra.
  • Encárgate tú mismo de añadir después el pan rallado, leche, pan, huevo, hortalizas... tendrás un producto de calidad con ingredientes naturales.
  • Si escoges un preparado de carne, lo único que ganas es tiempo de consumo. Muchos de ellos, los Burger Meat, incluyen conservantes: alargan la vida del producto, pero su calidad suele resentirse... y saldrán más caras.
  • Si optas por un preparado porque la fecha es mayor, recuerda que siempre puedes congelarlo tú. Piensa que es probable que muchos de estos preparados cárnicos vengan de carnes congeladas.
  • Si optas por el preparado, lee bien  la etiqueta y entérate bien de lo que compras. No olvides que la carne picada, con mucha superficie expuesta, es un caldo de cultivo idóneo para gérmenes: extrema las precauciones al conservarla, al manipularla y al cocinar, para estar seguro de que acabas con todas las bacterias.

Más información en la página web de la Organización de Consumidores y Usuarios.

Valora la noticia
         
Compartir en Whatsapp (Versión Web) Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en Menéame
Comentar la noticia
Imprimir
Enviar por correo
 
publicidad


Comentarios

Aporta aquí tu opinión sobre esta noticia:

Esta es la opinión de los lectores, no de BurgosNoticias.com. Sin embargo no está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injurosos.

La dirección de este medio se reserva el derecho a eliminar los mensajes que no cumplan las más mínimas normas de educación.

introducir este texto en la contenedor de la izquierda

publicidad
publicidad
publicidad

2015 BurgosNoticias.com | Algunos derechos reservados