política municipal

Fernando Gómez: "Salinero debe dimitir, vale ya de hacer política de camorra"

imagen

El concejal no adscrito del Ayuntamiento de Burgos, Fernando Gómez ha pedido la dimisión del portavoz de Imagina, Raúñl Salinero tras concoer que el Tribunal de Cuentas ha archivado el proceso por el que se le reclamaban unos intereses de 395 euros. Dice Gómez que todo este proceso responde a una venganza personal y a una "política de camorra."

burgosnoticias.com  | 11/01/2018 - 12:40h.

El concejal No Adscrito Fernando Gómez ha calificado como una gran mentira todo el proceso relacionado con las indemnizaciones sustitutorias percibidas durante su etapa como presidente del Instituto Municipal de Cultura.

Tras conocer que el Tribunal de Cuentas ha desestimado la denuncia del Ayuntamiento contra él y que archiva de forma definitiva la causa, Gómez ha señalado que todo el expediente que rodea este caso ha sido chapucero y esperpéntico e intencionadamente mal hecho.

Al respecto, ha recordado que el Pleno con los votos a favor de los seis concejales de Imagina Burgos y la concejala No Adscrita, Silvia Álvarez de Eulate aprobó elevar este expediente al Tribunal de Cuentas lo que ha supuesto una cantidad a las arcas municipales mucho más grande que los 395,50 euros de intereses que le reclamaban, al tiempo que ha denunciado que se le impidió visionar toda la documentación que fue enviada al Tribunal de Cuentas.

Gómez se pregunta cuando ha costado esta reclamación al Ayuntamiento para reclamar 395 euros que se podía haber hecho con una providencia a su nombre.

Fernando Gómez ha señalado que en la demanda contra él se vierten toda clase de mentiras y ha pedido que se asuman responsabilidades políticas y técnicas.

Con respecto a las primeras ha pedido al portavoz de Imagina Burgos, Raúl Salinero que como proponente de la demanda debería asumir su responsabilidad y presentar su dimisión además de calificar como 'políticas de camorra' y 'vendettas particulares' su forma de actuar en este caso. Además exige a Salinero que pida perdón a los burgaleses y que pague de su bolsillo lo que ha costado al Ayuntamiento todo este proceso.

En cuanto a las responsabilidades técnicas, Gómez ha pedido al alcalde que debería tomar medidas disciplinarias por las negligencias de la Tesorería municipal, llegando incluso a su cese por incurrir en mentiras en la demanda contra él. Ha negado que como presidente del IMC y miembro del Plan Estratégico tuviera acceso a caudales públicos ni a indemnizaciones sustitutorias y ha acusado a la Tesorería Municipal de actuar de forma negligente. Además ha criticado que el documento sobre los intereses reclamados enviado al Tribunal de Cuentas procediera de la plataforma "sudespacho.es" careciendo de cualquier tipo de certificación.

Para cerrar este proceso queda ahora el llamado Proceso de Lesividad al que Fernando Gómez ya ha anunciado que no se va a personar, ya que es el Consistorio el que litiga contra un decreto emitido por él mismo.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad