provincia

Llano de Bureba se manifestará contra el proyecto de una macro granja porcina

granja-cerdos

La recién creada Plataforma Granja No, ha convocado este sábado una manifestación en la Plaza Mayor de la localidad burgalesa de Llanos de Bureba como acto de protesta contra el proyecto de instalación de una macro granja porcina en el pueblo.

burgosnoticias.com  | 21/08/2018 - 12:39h.

Este proyecto está generando una gran oposición de los vecinos, y de otros colectivos tales como Ecologistas en Acción o la Asociación de Pueblos Olvidados que ya han presentado alegaciones en contra, ahora que esta iniciativa se encuentra en período de información pública.

El proyecto prevé el vertido de purines en fincas colindantes a la instalación, lo que a juicio de estos colectivos generará un grave problema de contaminación y malos olores,

Se calcula que la explotación puede llegar a albergar unos 59.000 animales al año, que podrán generar más de 17.000 metros cúbicos de purines y excrementos, más de lo que puede soportar la balsa proyectada, tal y como ha explicado el miembro de Ecologistas en Acción, Luis Oviedo.

Además, Ecologistas en Acción considera que esta macro granja debería ser considera una instalación industrial y no ganadera, ya que calculan que consumirá 26.400 metros cúbicos de agua al año, un elevado consumo energético y un gran tráfico de camiones por la zona.

Ecologistas en Acción asegura que uno de las principales problemas asociados a una instalación de este tipo es la contaminación de acuíferos por purines. Con el tiempo, el nitrógeno de los purines se transforma en nitratos. Cuando su concentración es excesiva se infiltran a través del suelo y alcanzan las aguas subterráneas, contaminando pozos y acuíferos con riesgos para la salud y la propia agricultura.

Luis Oviedo ha indicado que la única solución posible es que se apruebe una moratoria en la concesión de nuevas autorizaciones ambientales que supongan un incremento de la producción industrial de porcino en la provincia, mientras se aplica un plan para la reducción paulatina del número de cabezas de ganado hasta equilibrar los residuos generados con la capacidad de tratamiento y uso sostenibles.

Una vez que ha concluido el período de alegaciones, la Junta de Castuilla y León deberá estudiarlas y remitirlas a la autorización de impacto ambiental de la Comisión correspondiente con lo que hasta los meses de octubre o noviembre no se conocerá si finalmente se instala o no esta macro granja porcina en Llano de Bureba.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad