PUERTAS CATEDRAL

Hacen público un manifiesto en desacuerdo con el cambio anunciado de puertas de la Catedral de Burgos

puerta-bronce-plaza-santa-maria
burgosnoticias.com  | 10/02/2021 - 19:44h.

A veces, cuando vemos algo que nos rechina o no nos cuadra, nos cuesta dilucidar la causa y expresarlo y nos sentimos por ello un tanto perturbados. Es el caso de la inmensa mayoría de los que ven cómo puede quedar la cara gigante que, si no lo remediamos, ocupará toda la puerta principal de NUESTRA catedral y de TODA LA HUMANIDAD, pues por algo fue declarada como su PATRIMONIO.

Lo que choca y que muchos califican como "horror" o "adefesio", no es solo lo singular y personal de la temática que el afamado pintor Antonio López ha elegido a cuenta de un encargo, sino también el atropello que supone —tanto para el gótico y el renacimiento como principalmente para el neoclásico estilo de la fachada— la utilización de unas proporciones transgresoras para la supuesta cara de Dios Padre.

En ninguno de los diferentes estilos de todo el edificio de la Santa Iglesia Catedral Basílica Metropolitana de Santa María se da tal desproporción. En el específico del neoclásico además sería aberrante el estilo tan exuberante y a mano alzada de las tallas del relieve presentado, puesto que una de las características principales de ese periodo es la "línea pura de contornos bien delimitados" y "superficies muy pulidas y homogéneas" tanto en escultura de bulto redondo como en relieve. Evidentemente, esta transgresión no es nada coherente tampoco con la inmensa carga gótica y renacentista de la catedral. No se compadece para nada con los sublimes ideales y genialidad de estos estilos.

Algunas voces defienden, y no les falta razón, que un templo tiene que permanecer vivo, dinámico, en el transcurso de los siglos. Algo que, en lo tocante a bienes muebles se puede compartir, pero no en lo relativo a las partes componentes del edificio inmueble existente, que debería preservar siempre esa base de mesura y armónica estabilidad.

Si bien es verdad que las puertas, dada la fragilidad de la madera y su orientación hacia poniente -procedencia habitual de la lluvia en Burgos- y a pesar de sus sucesivas restauraciones, podrían llegar a tener que ser sustituidas,  este cambio debería seguir unos cauces más respetuosos y lógicos, como por ejemplo un concurso bajo supervisión de expertos de reconocido prestigio.

La imposición de ideas algo peregrinas y  gustos  (o caprichos) del todo minoritarios no debería ser el criterio.

Reiteramos nuestra frontal oposición a decoración tan aberrante, por abigarrada y anacrónica, que quitará protagonismo y armonía a la insigne fachada-portada, carátula de la siempre memorable imagen mundial de Burgos.

Nos parece una inocentada que los responsables lo califiquen como un "cambio reversible", dada la envergadura física y económica del proyecto. Es una auténtica 'excusatio non petita...'

Apelamos encarecidamente a las instituciones nacionales e internacionales encargadas de velar por el patrimonio mundial para que analicen en profundidad esta, a todas luces, controvertida intervención.

Nos reservamos entrar por ahora en el tema de su presupuesto absolutamente desorbitado, que tanto chirría en la situación social del momento presente. Hay muchas otras mejoras como su deficiente calefacción, la accesibilidad o la iluminación, tanto interna como externa, que consideramos mucho más urgentes y necesarias que cambiar de puertas.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad