PUERTAS CATEDRAL

Este viernes se entregan las más de 55.000 firmas en el Arzobispado contra la instalación de las nuevas puertas de la Catedral de Burgos

puerta-bronce-plaza-santa-maria
burgosnoticias.com  | 25/02/2021 - 12:40h.

Este viernes, 26 de febrero de 2021, a las 10:00, el pintor Juan Vallejo de Lope hará entrega en el Arzobispado de Burgos de las más de 55.000 firmas que ha conseguido en su campaña en Change.org en las últimas dos semanas para impedir que el Arzobispado de Burgos cambie las puertas de la fachada principal de la Catedral de Burgos. Juan Vallejo entregará las firmas en el Registro del Arzobispado a las 10:00 y posteriormente atenderá a los medios de comunicación interesados.

"Un horror vacui. Creo que no hay mejor definición para el atropello artístico que ha encargado el Arzobispado de Burgos al escultor Antonio López. Son las nuevas puertas de la fachada principal en bronce en las que se autorretratará el propio artista en la puerta principal, en otra estará su mujer y en la otra, su nieto junto a un árbol. Simulando a Jesucristo, su madre y el niño Jesús. Un esperpento lo mires por donde lo mires" - explica en el texto de la petición online iniciada en Change.org el artista.

"Al atentado artístico se le une la aberración que supone gastar 1,2 millones de euros -se dice rápido - en este menester. Recordemos que el Ayuntamiento ha donado 802.000 euros en materia de patrocinio a la Fundación 'VIII Centenario de la Catedral de Burgos'. De modo que con las colas del hambre que estamos viendo, con un templo que no tiene ni siquiera calefacción - poca broma para ser Burgos-, el arzobispado va a pagar 1,2 millones de euros en este estropicio. Creo que es un ejercicio de "egoticolatría" hasta ahora nunca visto en nuestro país" - explica Juan Vallejo.

Hace unos días, el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios emitía un dictamen desfavorable a las puertas de bronce del artista manchego Antonio López, aunque el informe no es vinculante. En él, ICOMOS considera que la instalación de las nuevas puertas "afectaría a la integridad de la Catedral de Burgos y a su valor universal excepcional sobre el que se sustenta su declaración como bien Patrimonio de la Humanidad. Aunque ICOMOS es el órgano asesor de la Unesco en materia de patrimonio, la organización de Naciones Unidas se ha desvinculado de ese informe este martes.

La Consejería de Cultura y Turismo es quien debe decidir sobre la colocación de los nuevos elementos en la Seo burgalés. Para ello está prevista una reunión el próximo mes del Director de Patrimonio de la

Junta de Castilla y León en la que, junto al resto de autoridades, valorarán la opinión que ofrezcan los técnicos que analizan el proyecto.

APOYO POPULAR CONTRA EL CAMBIO DE PUERTAS

A las más de 55.000 firmas que se han conseguido hasta el momento, se suman las innumerables opiniones que estos días circulan en redes sociales. Sin ir más lejos, entre quienes han firmado la petición se encuentran vecinos como la de Rufino Hernández Escudero, que cree que es "un agravio contra la Catedral, contra la Historia y contra la ciudad de Burgos", como Elisa Yolanda quien recuerda que "las puertas se restauraron hace poco y son góticas, no hay porqué cambiarlas, sería una aberración" o Blanca Clopes, quien pide que "respeten el patrimonio histórico y pongan esas modernidades terroríficas en el Ayuntamiento si quieren". También son muchos los ciudadanos que han acudido a las redes sociales del Arzobispado para dejar claro su disconformidad, como puede verse en Facebook o Twitter.

La polémica instalación de las puertas está llamando la atención de prensa nacional e internacional. Es el caso de los diarios británicos The Guardian - donde se habla de la "monstruosidad" ante la que protestan miles de personas, del The Telegraph - "Estas son las puertas que cuestan un millón y la gente cree que son una 'monstruosidad' - o el digital argentino 24noticias, que apunta a que "las nuevas puertas de la catedral de Burgos abren un debate en sus 800 aniversario".

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad