FOMENTO

En Burgos, a partir de ahora, si construyes verde, el Ayuntamiento te da ventajas

edificio-tahonas

Garabito ha calificado estos cambios como "enfoque pionero y transversal", ya que no le consta que exista un concepto similar en otro Ayuntamiento. A través de incentivos económicos se alcanzará una construcción sostenible en Burgos

María C. | 30/04/2021 - 11:44h.

El concejal de Fomento, Daniel Garabito, ha explicado los cambios introducidos en la normativa del Plan General de Ordenación Urbana, en relación con la mejora de la eficiencia energética y la sostenibilidad en los edificios.

Esto pasa por modificar artículos del mismo, con ayuda de la plataforma que motiva el uso Passivhaus, para dar incentivos a los promotores privados de Burgos que estén interesados en construir con eficiencia energética.

De manera voluntaria van a poder acogerse a una de las categorías que permiten flexibilización en edificabilidad.

La actual normativa es "muy exigente" en esta materia, pero desde el Ayuntamiento quieren ayudar a dar el paso de construir de modo "absolutamente sostenible".

Para ello el Plan General considera tres categorías o grados: General, Intermedio y Especial.

El segundo de estos se acoge de forma voluntaria, y abarca todo tipo de actuaciones que busquen implementar de mayor modo energías renovables. Con esta casuística, se darán ventajas de volúmenes que 'salen' de la fachada y terrazas, de manera que puedan 'volar' hasta 1'5 metros. A día de hoy se establece el límite en el 50% de la fachada, con este incentivo se llegaría hasta el 60%.

Garabito ha aclarado que para aquellos que ya fueran a promover estas energías, si las duplican (en KW), obtendrán de igual modo estas ventajas.

Por último, el Plan General introduce la Categoría Especial, válida para constructores con estándares de categoría de alta eficiencia energética. No solo obtendrán ventajas en certificados que tilden de 'sostenible' el edificio, se sumarán las ventajas de terrazas del Grado Intermedio y además, se dejaría de computar edificabilidad para fachadas; viviendas unifamiliares, en las estancias bajo cubierta, y se flexibiliza la normativa de trasteros, de tal forma que podrían llegar a construir más de un trastero por vivienda.

Todo ello, ha apuntado, sin alterar la estética de la ciudad, y no solo en edificios de nueva planta, sino para cualquier actividad edificatoria.

Además, eliminan y flexibilizan las normativas para implantar energías renovables en los edificios de Burgos. Hasta ahora, si los equipos eran visibles, se prohibían, pero ha señalado que no es el camino, aunque tenga sentido por estética, ya que actualmente hay tecnologías que camuflan estos sistemas. Este sería el caso en el que permitan desde el Ayuntamiento implantar energías renovables.

Por otra parte, el Ayuntamiento se autoimpone la obligación, para parcelas de titularidad municipal, de acogerse al Grado Especial, excepto en casos muy puntuales.

Estos cambios se someterán a aprobación inicial en Pleno, en los próximos meses.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad