SOLIDARIDAD

¿Cuándo comienza en Burgos la Gran Recogida de Alimentos? el escenario es “casi para ponerse a llorar”

campaña banco alimentos
De izq. a dcha.: José Ánglel Martínez, Julián Martínez y Ángel Cuesta

'Comer no puede ser un lujo' es el lema de este año de la Gran Recogida de Alimentos, que se organiza en Burgos desde el 25 de noviembre al 6 de diciembre. Con esta iniciativa se facilita que el sumistro de alimentos sea regular, variado y completo, explica el presidente del Banco de Alimentos, Julián Martínez.

María C. | 18/11/2022 - 11:48h.

También es necesaria porque las ayudas no llegan a todos porque muchas veces no se cumplen los requisitos, no hay inmediatez ni regularidad, son insuficientes y puede llevar a una malnutrición. Además, los recursos son escasos y limitados, señala. Todas "razones más que suficientes" para ayudar en esta campaña.

Para ello, se puede recurrir a donaciones económicas a través de los 71 supermercados adscritos en toda la provincia o a través de las cuentas habilitadas en la página web oficial: bancodealimentosburgos.org/como-donar/. Al pasar por caja quienes quieran colaborar pueden hacer donaciones de cualquier cantidad.

Con motivo de seguridad y eficiencia se va a mantener únicamente este sistema económico de recogida, ya que permite gestionar de manera adecuada y durante todo el año las compras de los productos que se escaseen. Cuando sea necesario se compran, y no se tienen en almacén los productos inutilizados, comenta uno de los responsables de la recogida, José Ángel Martínez.

También se puede llamar al teléfono 618 377 307 para hacerse voluntario.

Martínez considera que "no es nada ilógico pensar que la situación de las personas necesitadas en bastante complicada" con crisis de materias primas, cesta de la compra en subida, guerras o inflación. "El escenario no contribuye en nada" y es "casi para ponerse a llorar".

En el año 2021 el 22'40% de la población estaba en riesgo de exclusión, lo que supuso una subida de un 2'60% con respecto al año anterior, rompiendo con la tendencia de caída. Es por eso que las diferentes instituciones deben tratar de romper con estas dinámicas, solicita Martínez.

Sin embargo, la estructura que canaliza la solidaridad es firme porque cubre las necesidad, no hay hambruna, sí necesidad alimentaria. En Burgos, en torno al 60-80% (en función de los años) proviene de la industria y distribución, del 10 al 20% del Fondo de garantía agraria (públicos), 10% de donaciones y otro 10% de otros bancos de alimentos.

La industria este pasado año redujo mucho sus entregas al Banco, por lo que se ha reducido hasta 600.000 kilos con respecto al año anterior, no supone alarma porque Burgos tiene "colchón", ya que destina un millón de kilos a asociaciones que le solicitan ayuda, aunque a futuro podrían tener necesidades.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

--- patrocinados ---
Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad