COVID-19

España, el país europeo que se siente más amenazado por el coronavirus

militar-covid
salamanca24horas.com | 12/07/2020 - 18:22h.

Tras superar el pico de la pandemia y con todo el territorio español inmerso en la llamada "nueva normalidad", la vuelta a la rutina es ahora el principal desafío para la población, que desea retomar sus hábitos pero ha de convivir con la amenaza constante que supone aún el Covid-19 y que se hace evidente con los rebrotes localizados y con zonas nuevamente confinadas.

Ipsos ha querido saber el estado de la opinión pública desde el principio de la pandemia, y por ello ha realizado un estudio periódico a nivel global analizando la opinión de la población en 16 países. En los resultados que nos muestra la última ola realizada entre el 25 y 28 de junio, ponemos el foco en los datos que muestran cómo están viviendo la "nueva normalidad" los españoles.

Una de las conclusiones que se extraen de este estudio es que los españoles son los ciudadanos europeos que más amenazados se sienten por el coronavirus actualmente, por encima de Italia, Reino Unido y Francia. El pico de esta opinión se produjo entre el 19 de marzo y el 2 de abril, cuando se declaraba el primer estado de alarma y el país estaba totalmente confinado. En ese momento, más de un 55% de los españoles percibían el Covid como una amenaza alta o muy alta para ellos. Desde entonces cursó un descenso progresivo hasta el 14 de junio, momento en el que una gran parte de España comenzaba su nueva normalidad tras superar la fase 3, para finalizar con el estado de alarma a partir del 21 de junio, donde todos los españoles podían moverse con total libertad por el territorio español. A partir de esa fecha, el miedo al contagio experimentó un incremento hasta el día de hoy, donde casi un 40% de españoles declara tener miedo.

Además, una de las secuelas emocionales de la pandemia es el sentimiento de ansiedad que nos produce la vuelta a la normalidad. En España, la mitad de los ciudadanos (51%) admiten sentir ansiedad al pensar en retomar sus rutinas, aunque nos encontramos por debajo de la media global, somos el segundo país europeo con el mayor índice, sólo superados por Reino Unido (62%). De hecho, el nivel de ansiedad de los españoles va en aumento desde el 10 de mayo, desde esa fecha se ha incrementado en 5 puntos. Situación que se repite también en Alemania y Reino Unido, donde los rebrotes no dejan de surgir en las últimas semanas.

Este nivel de temor y ansiedad da lugar a uno de los debates que generan más controversia, la reactivación de la economía frente a los riesgos sanitarios que ello implica. Mientras algunos ciudadanos opinan que abrir negocios ahora pone a demasiadas personas en peligro y habría que esperar al menos unas semanas más, hay otros que creen que necesitamos hacer que la economía se mueva de nuevo, y que el riesgo para la salud es mínimo si se siguen las reglas de distanciamiento social. De nuevo, observamos como la opinión pública española ha experimentado un cambio de parecer respecto a este tema. Si bien desde el 24 de mayo hasta el 7 de junio había una tendencia al alza, pasando del 49% al 58% de población a favor de la reapertura económica, actualmente esa tendencia está empezando a experimentar un ligero descenso. Países de nuestro entorno como Italia, Francia o Alemania también reflejan un cambio de parecer en este sentido. No obstante, casi seis de cada diez españoles están de acuerdo en que hay que reactivar la economía y permitir abrir a los negocios.

A pesar del deseo de los ciudadanos por recuperar la vida que tenían antes del virus, la mayoría de los españoles están de acuerdo en los riesgos que entraña la vuelta a la normalidad. Entre las actividades del día a día donde los españoles ven más riesgo de contagio, están en primer lugar las celebraciones locales y nacionales, con más de ocho de cada diez españoles que así lo consideran. Seguidas por tomarse unas vacaciones (75%), comer en un restaurante (59%), acudir a fiestas de amigos y familiares (58%) e ir a salones de belleza, peluquerías o spas (51%). Por el contrario, la actividad que la población española estima más segura es ir de compras, con solo un 37% de ciudadanos que opinan lo contrario.

Según Vicente Castellanos, Director de Opinión Pública y Estudios Sociales en Ipsos, "los españoles viven divididos entre la realidad y el deseo. Dos historias que se cruzan, por un lado lo que la gente desea; olvidarse del virus, volver a la vida normal, al verano a las vacaciones y la realidad testaruda que nos imponen los rebrotes, los cierres, los límites, que nos impone una nueva forma de vivir que está costando mucho aceptar porque considerábamos transitoria pero vemos que quizá no lo sea tanto"

Después de tres semanas viviendo en la nueva normalidad, más de la mitad de los españoles cree que recuperar la vida anterior al Covid no se producirá hasta dentro de uno o dos años, o incluso más, situándose España como el país europeo más pesimista en ese sentido, y el tercero a nivel mundial.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad