MISIONES

Burgos, primera diócesis de la Comunidad y segunda de España en número de misioneros

imagen

De los 13.000 misioneros repartidos por todo el mundo, 730 son burgaleses, 54% mujeres y 45% hombres, diseminados por los cinco continentes. Así, Burgos se convierte, por detrás de la diócesis de Pamplona-Tudela, en una de las provincias españolas que más misioneros aporta a la labor.

burgosnoticias.com  | 19/10/2017 - 12:32h.

Este domingo 22 de octubre, la Iglesia celebra su ya tradicional Jornada Mundial de las Misiones, más conocida como el día del Domund, bajo el lema 'Sé valiente, la misión te espera', un eslogan que, según ha explicado el vicario general de la diócesis de Burgos, Fernando García Cadiñanos, representa la actitud propia de un misionero, "salir de la zona de confort, desinstalarse y hacer suya la experiencia" así como "ofrecer la realidad de la misión, en la que todos –ha añadido- estamos invitados".

A pesar de que, con respecto a 2015, la cuantía destinada al Domund en 2016 disminuyó debido a una menor recaudación y un descenso en las herencias, Burgos sigue siendo la primera diócesis de Castilla y León que más colabora con la misión con más de 350.000 euros.

Asimismo, ha señalado la secretaria de la delegación diocesana de Misiones, Maite Domínguez, está a la cabeza en número de misioneros del país, solo superada por la diócesis de Pamplona-Tudela. De los 13.000 misioneros repartidos por todo el mundo, 730 son burgaleses, 54% mujeres y 45% hombres. Entre ellos se encuentran seis obispos, 24 sacerdotes diocesanos, 366 religiosos, 344 religiosas y siete familias neocatecúmenas repartidos por los cinco continentes: 520 en América (71'23%), 101 en Europa (13'84%), 86 en África (11'78%), 22 en Asia (1'74%) y uno en Oceanía (0'14%).

Luis Carlos Rilova y Pilar Serrano, misioneros burgaleses en África, han aprovechado la ocasión para compartir su experiencia. Serrano, Franciscana Misionera de María y natural de Cogollos, se unió a la misión con 27 años y, desde entonces, ha pasado 17 años en Níger, 20 en Togo y, actualmente, partirá hacia Burkina Faso. Durante todos estos años, no solo se ha encargado de formar hermanas misioneras en la región y de crear Iglesia en zonas mayoritariamente musulmanas, sino que también ha tratado de cerca temas como el sida y la malnutrición. La hambruna es una de las cosas que más le ha marcado; "he visto un niño mamando de su madre muerta", ha añadido.

Por su parte, Rilova, sacerdote burgalés natural de Sasamón, lleva 10 años en Zimbawe. Según relata, en la zona en la que está destinado, al noroeste del país, tan solo un 4% es católico, Al igual que Pilar Serrano, Rilova admite que el también ha vivido la hambruna en primera persona. "Recuerdo –ha destacado- que desde 2008 hasta febrero de 2009 la gente comía cada tres días". Además, ha comentado, que a pesar de que "no hay teléfono, ni luz eléctrica ni apenas transporte", disfruta de la gente, viviendo como viven ellos y tratando de ser lo más austero posible.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad