COVID-19

El HUBU está "a reventar" y el trabajo "se multiplica por diez", palabras de Soraya, trabajadora de la UCI

imagen
burgosnoticias.com  | 31/03/2020 - 18:32h.

El Hospital Universitario de Burgos está repleto y "a reventar", hay que intentar frenar la curva de contagios ya que no dan abasto. Estas son las palabras de la trabajadora de la UCI en Burgos, Soraya Cámara, y representante del Sindicato Independiente Sanitario de Castilla y León.

En medio de una emergencia sanitaria se escuchan muchas voces y esta trabajadora del HUBU pide a la ciudadanía que no se relaje. No solo están atendiendo a gente mayor, "hay de todo" y los jóvenes también pueden contagiarse.

La situación es crítica ya que se necesita personal en la Unidad de Cuidados Intensivos, un área que requiere de mucha formación y que a día de hoy se está sacando a flote gracias a cirujanos o compañeros de la UVI.

No vale solo con tener una cama y un respirador, apostilla, es una cuestión más complicada y que en estos días conlleva una sobrecarga por trabajo y estrés, sobre todo para aquellos que "se están reciclando".

Estos niveles de exigencia no son exclusivos de esta Unidad, en planta también han visto multiplicadas sus labores "por diez" aunque no haya cuidados específicos, y pueden ver cuadruplicados los tiempos.

Para poder llevar a cabo todo esto requieren de EPIs y, aunque sí faltaron en un momento dado, ahora mismo el personal está aprovechando a su máxima capacidad los equipos que tienen.

Pese a todo este esfuerzo, Soraya Cámara reconoce que útiles tan frecuentes como el gel antiséptico se consumen más rápido que se reponen.

Son unos valientes dentro del hospital, pero reconoce que tienen miedo por la exposición suya y de sus familias. "Es delicado" dice, porque hay actividades del día a día que no sabes si te ponen en riesgo. Por ejemplo, tocar un banco del vestuario sin saber si habrá sido saneado.

Este es el día a día de los profesionales de la Sanidad, horas de pie atendiendo a cientos de pacientes, sin prevención y sin descanso. No tienen al alcance de su mano los test rápidos que se anuncian, recrimina que para acceder a ellos antes debe ser Preventiva quien dé el visto bueno. "Ellos valoran si lo necesitas o no (...) no es tan generalizado como se dice".

Es duro, sí, pero la recompensa la encuentra cada día entre las ventanas y balcones de su barrio, cuando miles de burgaleses se asoman al dar las ocho de la tarde y aplauden y vitorean a todos esos valientes en bata, mascarilla y guantes. "Emociona" cómo todo un país se ha unido para honrar a su profesión.

Sin embargo, no ha querido dejar pasar la oportunidad y deja un recado al Gobierno nacional. Es necesario pensar un modelo sanitario libre de colores políticos, a día de hoy "nos ha venido grande (...) porque la Sanidad estaba pelada".

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad