CONFIDENCIAL RADIO ARLANZÓN

'Guerra de terrazas' en Burgos

Con la llegada del buen tiempo ha estallado en la capital la que puede denominarse 'guerra de terrazas'. Por un lado algunos hosteleros que se han saltado todas las normas, y por otro Licencias del Ayuntamiento de Burgos 'que quiere (Ana Bernabé) pero no puede' ante la falta de efectivos para incoar los expedientes sancionadores.

imagen
burgosnoticias.com  | 15/05/2017 - 18:08h.

Hemos conocido que la terraza ubicada en la Plaza de los Castaños tendrá que ser retirada por orden municipal; algo parecido sucederá con los veladores de los Soportales de Antón. Esto solo será el principio de futuras actuaciones centradas especialmente en las calles San Lorenzo, Sombrerería, Plaza del Sarmental y Paloma, entre otras.

En algunos casos la situación viene de muy atrás, desde anteriores legislaturas municipales cuando se permitieron ubicaciones que ha quedado demostrado que hasta pueden ser, así lo han constatado los bomberos, peligrosas para los vecinos. Es el caso de las calles Sombrerería y San Lorenzo donde resulta imposible hasta andar, ya que los hosteleros se han adueñado de ambos lados de las calles.

Conocemos que el Ayuntamiento, en el que las opiniones al respecto están divididas, especialmente entre el Equipo de Gobierno, ha dado órdenes a la Policía Local para que actúe para restablecer la legalidad, si bien muchas de las sanciones se tramitan de manera excesivamente lenta por falta de personal. Sanciones que se centran ya no solo en tener más mesas en la calle que por las que se pagan las tasas (100 euros/mesa y cuatro sillas), sino y sobre todo por la ubicación de las mismas, por utilizar elementos con publicidad cuando está prohibido en el Centro Histórico, o por tener en la calle barriles con bebidas alcohólicas, ausencia de elementos delimitadores o mamparas con alturas superiores a las autorizadas.

Con este panorama echamos en falta una nueva Ordenanza Municipal que de una vez por todas regule el uso de la vía pública para la Hostelería, y que mientras tanto se lleve un mayor grado de control y cumplimiento de la existente, algo que desde el propio Ayuntamiento no se está realizando, y no decimos ya nada de esa terraza colocada sobre la muralla en la calle de la Trinidad que seguro acabará en los tribunales, porque Licencias tiene previsto llegar hasta el final para que se desmonte.

publicidad