MANIFESTACIÓN

Los hosteleros piden la dimisión de Mañueco e Igea, mientras la Consejería de Empleo dirige las culpas al Gobierno Central

hosteleria-manifestacion-enero3
María C. | 18/01/2021 - 13:01h.

La hostelería burgalesa se ha manifestado frente a la Delegación Territorial para volver a manifestar la precaria situación que están atravesando. Al grito de "si no cobramos no pagamos" o "estamos humillados con tantas restricciones" han unido sus voces 300 hosteleros y han pedido al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ayudas directas.

El presidente de la Federación de Hostelería, Fernando de la Varga, ha podido intercambiar unas palabras con el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, antes de que éste se reuniese con Mañueco. De la Varga ha sido claro al respecto, "volvemos a estar en el mismo punto de partida" ya que siguen sin ayudas y en condiciones de trabajo indignas.

Explica que otras Comunidades han invertido 120 millones, mientras que la Junta invierte 20 a repartir entre 17.000 establecimientos.

Sobre las ayudas también ha declarado la consejera de Empleo, Carlota Amigo, que culpa al Gobierno Central de la escasez de las mismas. "La Junta ha cumplido" dice, con el Plan de Choque, que se dirige a cubrir los gastos o el mantenimiento de empleo, este ya ha recibido más de 1.800 solicitudes que pueden suponer un ingreso de hasta 3.500 euros. Este Plan cuenta con un presupuesto de 17 millones, pero esta semana se suman otros 20 millones convocados desde la Consejería de Cultura y Turismo.

Carlota Amigo, consejera de Empleo
Carlota Amigo, consejera de Empleo

 

Amigo ha especificado que se quieren entregar las ayudas en febrero ya que reconoce que "llegan tarde" porque hay muchos negocios sufriendo, y para agilizar los trámites y pagos, van a hacer uso de robots.

Algunos hosteleros presentes en la manifestación han declarado a Radio Arlanzón y Burgos Noticias que "incluso abiertos" tienen pérdidas del 65% y no pueden sostener mucho más esta situación. Para plasmar la ineficacia de las medidas, han comentado que llegan ayudas de 600 euros, pero el alquiler ya supera esa cantidad, con lo que no pueden sostener mucho más tiempo esta situación.

Michael, del Jarra'n Heavy, cree que la medida de mantener el servicio en terrazas "a tres grados bajo cero" solo consigue que los bares sigan pagando impuestos.  Culpa a la Junta de una "inoperancia total" y solicita ayudas directas ya.

Otros compañeros del sector aseguran que es muy complicado salvar los empleos ya que es la tercera vez que frenan su actividad y no llegan a cubrir el 33% del aforo. Las navidades han sido "horrendas" y han pagado el pato de la manga ancha de la Junta, pese a que los propios hosteleros plantearon otras alternativas.

Desde el 20 de Copas, Moni, dice que "le crecen los enanos". Las terrazas a día de hoy son inservibles y ha animado a los gobernantes a acudir a su establecimiento y quedarse en la calle para que comprueben la poca utilidad de la misma y por qué.

Los hosteleros burgaleses exigen que las prometidas ayudas de la Junta de Castilla y León lleguen ya, "de manera suficiente y continuada, sin cortapisas ni exigencia de complicados y laboriosos trámites, e incluso con la imposición de requisitos que en muchos casos son imposibles de cumplir tras casi un año cerrados".

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad