ESCENA ABIERTA

La nueva edición de Escena Abierta se inaugura con Roger Bernat

presentacionescenaabierta

Un año más se celebra en Burgos el festival Escena Abierta. El festival nació con el propósito de apostar y dar voz a aquellos artistas y trabajos escénicos que explorasen nuevos caminos y que no eran fácilmente acogidos, así ha sobrevivido hasta 2019, año en el que celebra su 20 aniversario, manteniendo su esencia.

burgosnoticias.com  | 10/01/2019 - 12:16h.

La edición de este año se inaugura con el dramaturgo Roger Bernat, que para Carlos Lozano, co-creador del festival, es una figura clave que representa el espíritu del mismo.

Roger Bernat, que ya había pasado por los escenarios de la cuidad en múltiples ocasiones, desde 2002 y por última vez en 2015, nos ha traído obras como Trilogía 70 o La la la la, aunque fue a partir de 2008, con Dominio público, cuando este artista se replantea su función como creador para comenzar a realizar obras más performance.

Bernat ha manifestado gran admiración por la capacidad de la cuidad a la hora de mantener durante tantos años este tipo de festival, reconoce que "Escena abierta ha sido capaz de seguir de forma muy precisa el pulso teatral de este país", "hay pocas ciudades en España que tengan este privilegio", y considera que "Burgos consigue engatusar".

En la obra de Bernat que se estrena mañana en el Fórum Evolución, No se registran conversaciones de interés, se podrá ver una división de la escena en tres historias simultáneas, es decir, tres obras entre las que el espectador deberá decidir en cual centrar su atención, para ello dispondrán de unos auriculares con tres canales que podrán ir cambiando a su antojo. En cada canal, escucharán a una actriz distinta. Según el dramaturgo, esto provoca que el público tenga que tomar decisiones y cuando finalice la obra "no habrá dos personas que hayan contemplado la misma historia".

Las tres obras tratan el tema de la mujer en relación al terrorismo o al machismo: mujeres españolas que son abandonadas por sus maridos que marchan a la guerra de siria, mujeres argelinas que deciden tomar las armas y poner bombas y mujeres rusas de principios del S.XIX.

Así, crea una obra a medio camino entre el teatro documental y el teatro relacional que, según Bernat, invita al espectador a adentrarse en un mundo espeso, de susurros y de discursos dichos a medias, pues los diálogos son escuchas de la policía de las conversaciones secretas entre las mujeres y sus maridos, mediante las cuales, el público debe hacerse una idea de lo que está ocurriendo.

Esta nueva forma de teatro, según Bernat, nos aleja de la tradicional mirada a los demás, para comenzar a mirarnos a nosotros mismos, ejercicio en el que descubriremos que nos tenemos más idealizados de lo que creemos. La escena contemporánea que crea el artista, implica que el espectador deje de ser mero observador, que abandone su tradicional visión privilegiada que lo ve todo, para que pase a convertirse en co-creador de la obra, que forme parte de ella.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad