rally dakar

Los contratiempos no detienen a Cristina Gutiérrez

cristina-miercoles
mediagé comunicación.

La piloto burgalesa ha roto dos correas del alternador y ha terminado la octava etapa gracias a un ingenioso invento de su copiloto Pablo Huete. A pesar de las dificultades, mejora posiciones en la general y ya está de nuevo en el top 30.

burgosnoticias.com  | 16/01/2019 - 08:30h.

Cristina Gutiérrez, única piloto española que ha sido capaz de finalizar dos Dakar en coches, quiere seguir haciendo historia en la prueba del motor más dura del mundo. La burgalesa ha pasado página del incidente en la quinta etapa, donde se dejó muchas opciones de estar en el top 25, y en esta segunda semana de rally ha concentrado todos sus esfuerzos en acabar bien y disfrutar al volante de su Mitsubishi Eclipse Cross.

La castellanoleonesa, que venía de firmar su mejor resultado en el Dakar -la 24ª posición el día anterior-, ha sufrido varios contratiempos en la octava etapa del rally, con salida en San Juan de Marcona y llegada en Pisco. El mayor problema se lo ha encontrado en el segundo tramo de la jornada, en el que ha roto dos correas del alternador y ha tenido que completar los últimos 100 kilómetros de especial con sumo cuidado para no quedarse sin recambio.

"Al romper la segunda ya sólo nos quedaba una correa y al cambiarla nos hemos dado cuenta de que el rodillo del alternador rozaba con la barra de la dirección y lo estaba desgastando". Ahí es cuando ha entrado en escena su copiloto, Pablo Huete: "Ha hecho un invento, que ha sido cortar la última correa que nos quedaba por la mitad, de manera que hemos pilotado los últimos kilómetros con media correa", explicaba Cristina después de cruzar la meta como 34ª clasificada.

La piloto oficial de Mitsubishi España no lo ha pasado mejor en el resto de la etapa: "Los primeros kilómetros en el fesh-fesh han sido horribles porque había mucha niebla y no se veía nada a 2 metros de distancia. Por lo demás, etapa complicada, con una zona de dunas muy cortadas que alternaba muchas ollas", ha indicado. "Está siendo un Dakar muy duro, y por eso valoramos todavía más que hayamos podido llegar hasta aquí".

La piloto del Grupo Antolin también ha querido remarcar la labor de su copiloto, el debutante Pablo Huete, que en esta edición ha sustituido a Gabi Moiset, ahora team manager del equipo: "Cuando pasas por las mismas trazas varios días acaba siendo una locura, y una vez más Pablo ha estado extraordinario en la navegación. Además, durante todo el rally nos ha ayudado mucho que él sea mecánico también, ¡ya nos ha salvado unas cuantas en este Dakar!".

Cristina Gutiérrez ha finalizado la octava etapa del Dakar en la 30ª posición de la general, a poco más de 1 hora y 20 minutos del Top 25. La española, aunque sabe que alcanzar el reto que se había fijado antes de empezar el rally -estar entre los 25 primeros- se antoja muy difícil, no va a cejar en su empeño: "El objetivo a día de hoy es escalar posiciones en la general, aunque yo seguiré con el mismo ritmo, que es un ritmo competitivo que nos asegura llegar a la meta".

La burgalesa afirma también que tanto ella como su copiloto afrontan ilusionados al tramo final de Dakar: "Estamos muy contentos por cómo nos están saliendo las cosas, estamos disfrutando los dos y confío que llegaremos bien a Lima".

Deja tu comentario
publicidad