BALONCESTO

Las posibilidades del San Pablo Burgos en un futuro incierto

miraflores-fuenlabrada
Imagen|Borja Hojas.
burgosnoticias.com  | 19/03/2020 - 17:02h.

El Coronavirus ha obligado a parar todo el deporte en España y en otros países europeos; y el San Pablo Burgos ha visto así como para la actividad en la Liga Endesa de baloncesto. La pregunta que ronda a todos los aficionados es la misma, ¿cuándo se reanudará la competición y en qué condiciones? La fecha marcada por la Asamblea de la Liga es el sábado 25 de abril; lo que significaría seis semanas de parón. Aunque esta fecha no puede confirmarse debido a que dependerá de la evolución de la pandemia en territorio español, lo que, a mitad de marzo, es una incógnita.

El objetivo es que la competición de baloncesto se reanude de forma normal, es decir, con la disputa de partidos a puerta abierta para que los aficionados puedan acudir a los pabellones y aprovecha las ventajas del código promocional sportium. De hecho, uno de los motivos que llevó a rechazar la disputa de jornadas sin presencia de público fue el de preservar el espectáculo, poniendo al aficionado el mayor foco de importancia; sin olvidar, por supuesto, la cuestión de seguridad sanitaria. Si no se cumple esta condición, no habrá partidos.

Si se sigue con el plan establecido y a mediados de abril es posible reanudar la competición, entonces se llevarían seis semanas de retraso con respecto al calendario previsto inicialmente. La situación obligará a prolongar la Liga Endesa hasta finales de junio o principios de julio. Actualmente, quedan doce jornadas por disputarse y tras la fase regular, se procede a la disputa de los playoffs por el título, que significa otras tres semanas más de competición.

El Covid-19 ha cortado la buena progresión del San Pablo Burgos, que está completando una buena temporada tanto en la ACB como en la Liga de Campeones, en la que continúa vivo, en cuartos de final, tras superar a principios de marzo el Sassari italiano en un partido que se disputó a puerta cerrada como medida de prevención. Su próximo rival es el Hapoel Jerusalen.

Al igual que los torneos nacionales, las competiciones continentales están suspendidas y pendientes de conocer la evolución de la pandemia para fijar la fecha de reanudación. En la competición doméstica, el equipo pelea por meterse entre los ocho primeros clasificados. Tiene pendientes partidos determinantes como local ante Gran Canaria, Baskonia y Obradoiro, que necesita ganar para tener opciones de disputar, por primera vez en su historia, la fase final por el título.

Este retraso en el calendario también alteraría a los Juegos Olímpicos de Tokio, la gran cita del año para el baloncesto mundial, si finalmente se celebran y no acaban siendo anulados debido al Coronavirus, una posibilidad que no se descarta.

La Selección Española es una de las candidatas a llevarse medalla y desde la Federación se han puesto muchas esperanzas en la cita olímpica, máxime tras haberse proclamado campeones del mundo en China, en septiembre de 2019. En una situación similar se encuentran el resto de candidatos, ya que la NBA también ha parado debido al Covid-19; al igual que las principales ligas europeas.

Deja tu comentario
publicidad