SOCIEDAD

Cáritas alerta de que la desigualdad se ha instalado como modelo para salir de la crisis

caritas-fidel-obispo-memoria

El arzobispo, Fidel Herráez, se fija en realidades como las familias en precario, los jóvenes, los ancianos y los migrantes como los colectivos más afectados por el acceso a la vivienda, la desprotección social, la despoblación y el cambio climático.

burgosnoticias.com  | 18/06/2019 - 13:57h.

El arzobispo de Burgos, Fidel Herráez, ha señalado que el informe FOESSA, tras un trabajo técnico y muy bien documentado y plasmado en un informe, advierte de que la sociedad se ha fragmentado y que existen ocho millones y medio de personas pobres o al borde de la pobreza. Ha querido poner el foco más en la persona que en el número porque cada uno de los excluidos "importa".

La realidad social, ha incidido, es "desigual" e influyen muchas variables como por ejemplo el precio de los alquileres o la precariedad en el empleo, unos datos de la encuesta que son extrapolables a Burgos. Herráiz ha destacado el papel que juega Cáritas dentro de la Iglesia "por que enriquece la respuesta solidaria e invita a transformar el modelo social que nos envuelve".

Para el arzobispo hay motivos de preocupación, que se reflejan en familias numerosas, monoparentales o con personas con discapacidad que reflejan una vulnerabilidad especial. Preocupa la situación de jóvenes que abandonan los estudios y que no trabajan; la realidad de las personas migrantes; todas ellas están afectadas por la situación de la vivienda y ha exigido políticas de vivienda pública y de alquiler social. Preocupa la protección social y para ello reclama unos ingresos mínimos para todo el mundo; el envejecimiento y por último el cambio climático.

La coordinadora de los Programas Sociales, María Gutiérrez, ha puesto el acento en que un 23% de las familias que trabajan se encuentran en situación precaria y acuden a los servicios de Cáritas y otro 23% de pensionistas o personas que reciben prestación que se encuentran en la misma situación.

Ha recordado que existen dos velocidades a la hora de salida de la crisis, la de aquellas personas que han recuperado su posición económica y las de aquellas que no lo han logrado y que demandan aún los servicios de Cáritas.

En cuanto al presupuesto de 2018, según  ha explicado el director de Cáritas, Jorge Simón, hay un desfase de 220.000 euros de déficit. Los ingresos fueron de 3,9 millones y hay unos gastos de 4,08 millones; para el año 2019 se prevé un presupuesto a la baja.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad