TRANSPORTE

El nuevo mapa de transportes de Castilla y León no está adaptado al medio rural de Burgos, al que da una "sangrante puñalada"

carretera rural asfalto pueblo
María C. | 28/05/2021 - 12:33h.

La secretaria general de PSOE Burgos, Esther Peña, lamenta que el mapa de transportes planteado por la Junta no dé cobertura a las necesidades rurales de la provincia de Burgos, que "apenas mantiene 117 apeaderos de transporte público en los 245 municipios menores de 1.000 habitantes", es decir, que uno de cada dos municipios no tiene conexión por transporte público.

Pone de ejemplo la comunicación en las Merindades, a la que la Junta da una "sangrante puñalada". Este es el caso de la línea que comunica Villarcayo y Miranda de Ebro, que se ha propuesto eliminar, pese a que resulta vital para acudir al Santiago Apóstol, el hospital mirandés.

Por su parte, el coordinador del área de Fomento, Turismo y Deportes del PSOECyL, Ángel Hernández, comenta que el transporte por carretera debe garantizar el acceso en igualdad de condiciones y vertebrar el territorio. Por ello, "se viva donde se viva" se debe tener en condiciones óptimas y de manera equitativa estos servicios.

Actualmente la Junta, según el informe del Consejo de cuentas, no presupuesta lo necesario para pagar el déficit a las concesionarias y paga dos años más tarde con endosos bancarios.

Sin embargo, el mapa actualmente vigente, que se divide en transporte metropolitano (Ciudad y Alfoz cuentan con 9 líneas), regular (con 14 líneas) y a la demanda; está recortado por la Junta y provoca que también disminuyan los viajeros en determinados tramos.

Al año la provincia sobrepasa una circulación de 650.000 viajeros, únicamente por carretera, aunque no de manera uniforme y es que el 80% utiliza el regular, el 11% el metropolitano y el 9% restante, a la demanda.

Para actualizar esta situación, en la pasada legislatura se aprobó la Ley de Transporte, que debe ir acompañado por el mapa de transporte y los proyectos de explotación y concesión. Estos trámites llevan retraso y es que el decreto para el mapa se aprobará en los meses de verano y la explotación de carreteras a finales de año. Por lo tanto, la implantación no estará en marcha hasta el año 2023.

Hasta entonces, Hernández asegura que el mapa de transporte debe contar con un estudio de impacto demográfico y de género, para dar igualdad al acceso "vivan donde vivan". Comenzaron con ello en mayo y cree que para finales de verano o principios de otoño lo tendrán listo.

Para esta redacción quieren conocer la situación de la provincia de Burgos. Desde el PSOE están haciendo rondas para hacer propuestas, tales como la interconectividad o intermodalidad (adaptados a los servicios ferroviarios). De este modo esperan que ningún ciudadano se quede sin acceso a la red de transporte por carretera, tampoco a los servicios básicos, que también deberán ajustar horarios, según comenta Hernández.

En esta línea apuestan por una bonificación del 100% para servicios esenciales: Sanidad, Educación, Servicios Sociales y Servicios Administrativos. Además abogan por otra bonificación para servicios básicos como ocio, cultura o deporte.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad