SUCESOS

La Guardia Civil recupera un camión y su carga sustraídos minutos antes en Burgos

a colaboración ciudadana permite localizarle e interceptarle cuando circulaba por la A-1. El conductor ha sido detenido en la comarca del Arlanza al abandonar el vehículo e intentar huir

imagen
burgosnoticias.com  | 09/04/2018 - 13:05h.

Fuerzas de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Burgos han recuperado un tracto camión, su semirremolque y con él la totalidad de su carga (19 palés de baterías) que habían sido sustraídos minutos antes cuando se encontraban estacionados a las afueras de la capital burgalesa.

Hay una persona detenida, de 34 años de edad como presunto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas, a quien se le imputa adicionalmente un delito contra la seguridad vial por conducir un vehículo a motor con la autorización suspendida por resolución judicial.

Los hechos ocurrieron el pasado domingo 8 de abril cuando, a primera hora de la tarde, era sustraído un vehículo articulado que se encontraba estacionado en el casco urbano, con toda su carga en el interior del semirremolque.

El aviso de un ciudadano comunicando los hechos, informando de la dirección y sentido seguido por los asaltantes en la huida, permitió desplegar un eficaz dispositivo de búsqueda, que dio sus frutos cuando una Patrulla del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Burgos detectaba el vehículo pesado circulando por la A-1, sentido Madrid, siendo interceptado en la comarca del Arlanza.

El camión se detuvo y dos personas salieron corriendo, huyendo del lugar, siendo detenido el conductor como presunto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas.

Las gestiones posteriores permitieron conocer que el autor de los hechos tenía una orden en vigor de suspensión temporal del Permiso de Conducción dictada por el Juzgado Penal Nº 28 de Madrid, por un periodo de un año el cual vencía el próximo mes de junio, por lo que adicionalmente se le imputa un delito contra la Seguridad Vial.

Tras la inspección ocular realizada al vehículo recuperado se averiguó que habían forzado la puerta del copiloto, accediendo así al interior de la cabina donde han sido intervenidos un teléfono móvil y un inhibidor de frecuencias; con la ayuda de una llave falsa consiguieron arrancar el motor. El vehículo y la totalidad de la carga, intacta, han sido devueltos a su propietario.

La investigación sigue abierta y no se descartan próximas detenciones, en tanto que las diligencias instruidas hasta el momento han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción de Lerma.

publicidad