sucesos

La Guardia Civil investiga a una conductora por alcoholemia positiva en sangre

imagen

En mayo sufrió un aparatoso accidente de circulación, resultando herida, lo que le impidió realizar la prueba de alcoholemia mediante el aire espirado. En el hospital le fue extraída entonces sangre para su análisis. Ahora, el laboratorio confirma la presencia de alcohol en la muestra obtenida en su día con una tasa de 2'17 gramos/litro

burgosnoticias.com  | 05/07/2018 - 12:46h.

La Guardia Civil de Burgos han instruido diligencias e investigado a una mujer de 57 años de edad, como presunta autora de un delito contra la seguridad vial, al conducir un vehículo a motor con una tasa de alcohol en sangre superior a la máxima establecida de 0'50 g/l.

Los hechos ocurrieron el pasado mes de mayo en La Ribera, cuando la conductora y única ocupante de un turismo sufría un accidente de circulación; eran las 18:30 horas y el vehículo implicado se salía de la vía por su margen izquierdo, chocando contra un talud para quedar en posición de semi vuelco apoyado en su lateral derecho.

El accidente se saldó con el resultado de importantes daños materiales en el vehículo, sufriendo lesiones la mujer, por lo que fue trasladada en ambulancia hasta un centro hospitalario para recibir atención sanitaria.

En el lugar y antes de su evacuación se practicó un test indiciario de alcoholemia, arrojando un resultado de 0'94 miligramos de alcohol por litro de aire espirado en el etilómetro de muestreo; ya en el hospital y con un etilómetro de precisión, a pesar de la colaboración de la conductora, fue imposible llevar a cabo las reglamentarias pruebas de alcoholemia, al no poder insuflar aire.

Allí mismo, previo consentimiento, se le extrajo una muestra de sangre por los facultativos, que más tarde y autorizado por el Juzgado que entiende del caso fue analizada en un laboratorio autorizado.

El resultado ha confirmado la presencia de alcohol en sangre, al dar positivo de 2'17 gramos de alcohol por litro de sangre, lo que equivale a una tasa de alcohol en el aire de 1'08 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, en el supuesto de haberse practicado con un etilómetro.

En dependencias oficiales G.G.P. ha sido investigada como presunta autora de un delito contra la seguridad vial; las diligencias instruidas serán entregadas en el Juzgado de Instrucción Nº 2 de Aranda de Duero.

La ingesta de bebidas alcohólicas, así como la de drogas y sustancias tóxicas influye en el conductor de un vehículo con la disminución de la capacidad sensorial, de reflejos y de atención en la conducción, desvirtuando la percepción de la realidad, determinando una conducción inapropiada y creando un concreto peligro para la vida propia y del resto de los usuarios de la vía, aumentando exponencialmente la posibilidad de sufrir un siniestro vial, agravándose en este caso por el elevado tonelaje del vehículo, al tratarse de un vehículo articulado.

Estas conductas al volante pueden conllevar administrativamente hasta 1.000 € de sanción y penalmente podrán ser castigadas con la pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad