VERANO

La Junta presenta el Plan Estival 2018 que recoge recomendaciones para proteger la salud

El delegado territorial de Burgos, Baudilio Fernández-Mardomingo ha presentado las actuaciones de refuerzo que la Junta de Castilla y León va a llevar a cabo en la época estival para garantizar la salud pública, así como recomendaciones y consejos para evitar problemas relacionados con esta estación.

imagen
Foto: Emilian Robert Vicol vía Pixabay
burgosnoticias.com  | 12/07/2018 - 12:18h.

De cara al verano, en el período comprendido entre el 1 de Junio al 15 de septiembre, intensifica y refuerza aún más estas intervenciones, ampliando los ámbitos de actuación en materia de vigilancia, control e inspección alimentaria y ambiental,  cuyo fin último es mantener el más adecuado y efectivo nivel de protección para la salud de los ciudadanos.

El objetivo de esta campaña es recordar a los ciudadanos la importancia de adoptar medidas preventivas para proteger la salud.  La Junta además actúa reforzando las inspecciones y controles en restaurantes, zonas de baño públicas, campamentos, albergues y en el tema de vacunación para los viajeros internacionales.

Los meses de verano constituyen una época especialmente crítica debido a las altas temperaturas. En 2017 en Burgos no hubo que lamentar ningún fallecimiento por golpes de calor aunque si hubo dos casos en Zamora y uno en Palencia.

El Plan Estival 2018 recoge entre sus acciones la comunicación de temperaturas altas. En cuanto a las recomendaciones, evitar salir en las horas centrales del día y beber para hidratarse son las principales.

Otro de los aspectos en los que incide el Plan es la vigilancia, control e inspección de las aguas de recreo. Burgos cuenta con 1 zona de baño natural; Arija, en el pantano del Ebro, 78 piscinas públicas, al aire libre y 16 climatizadas. Todas se sometieron a  revisiones previas por parte de los técnicos antes de la apertura.

En cuanto a las Infecciones e intoxicaciones alimentarias, en 2017 se realizaron un total de 19.799 inspecciones a 6.334 establecimientos e industrias.

En 2017, fueron 103 personas las afectadas, entre ellos 6 hospitalizados, por 6 brotes (4 de salmonera y 2  orovirus)

En los 63 albergues en el Camino de Santiago, se realizan inspecciones periódicas para la detención de plagas y en los campamentos, se realizan inspecciones antes y durante el funcionamiento de estas instalaciones.

En cuanto a los viajeros, desde el Centro de Vacunación Internacional de Burgos se atendió a un total de 2.045 viajeros y suministró 2.106 vacunas. La mayor parte de las actuaciones se concentran en vacunación frente a la fiebre amarilla, obligatoria en muchos países, Hepatitis A y profilaxis antipalúdica.

La Junta desarrolla, también, anualmente un protocolo con el objetivo de prevenir la aparición de la legionelosis, enfermedad que cursa como una neumonía grave. Las actuaciones que se realizan incluyen inspecciones a centros de riesgo con torres de refrigeración o condensadores evaporativos. Además, se realizan controles del agua sanitaria en hospitales, residencias de mayores, hoteles, balnearios y spas.

Durante 2017 se realizaron 345 visitas de inspección a estos establecimientos y se tomaron 76 muestras, siendo positivas 16, en las cuales se adoptaron las medidas correctoras correspondientes. No hubo ningún brote.

publicidad