ESCENARIO COVID

Se trabaja en la desescalada del Hospital Universitario de Burgos

imagen
burgosnoticias.com  | 14/04/2020 - 16:22h.

Según la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León la mejora en las cifras del coronavirus ha llevado a ir planificando y ejecutando paulatinamente la desescalada y vuelta, lo antes posible, a la situación anterior a la pandemia.

Será este jueves, 16 de abril, cuando en la reunión que mantendrán los sindicatos con la gerencia del HUBU se avance en algunas de las soluciones y, también, en las reivindicaciones del personal sanitario.

Estos se quejan de la falta de equipamiento, que hay problemas con el vestuario y la uniformidad de los trabajadores, que los celadores se consideran discriminados a la hora de la protección, que se están modificando los calendarios imponiendo las libranzas y las compensaciones por exceso de jornada sin negociar con los trabajadores...

Asimismo, se han "vaciado" ya dos plantas y está previsto que muy pronto otras dos (bloques B y D) vuelvan a dar el mismo servicio que ofrecían antes del estallido del Covid-19. Como paso previo, habrá que "limpiar", es decir, desinfectar, dichas plantas, desconociéndose si lo va a hacer el propio personal de Eficanza o la Unidad Militar de Emergencia (UME). En total han sido 12 las plantas destinadas a combatir este virus, situadas en los bloques B, D y H.

Respecto a la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos), ahora se han reducido de 82 a 75 las "camas extendidas", de las que 50 se encuentran ocupadas, 46 por pacientes Covid. Estas camas UCI están también en las URPAS I y II y en el Área Quirúrgica C, las previsiones van en la línea de dejar las URPAS, como sucedía antes, para las reanimaciones, ya que al ser zonas abiertas son más fáciles como focos de infección que lo que pueden ser los quirófanos (zonas cerradas).

También está previsto que se abra una planta en el Divino Valles (25 camas) para trasladar a aquellos pacientes con alta pero que tengan que guardar cuarentena y no dispongan de espacio o cuidadores en sus domicilios. En este sentido, hay disponibles 140 camas en este complejo hospitalario, propiedad de la Diputación Provincial y gestionado por el SACYL.

Lo que más preocupa sobre todo al personal sanitario es que no se les ha realizado los test para confirmar si están o no infectados. Algunos de ellos son de la creencia de que sí lo están (asintomáticos) con lo que ello tiene de preocupación, especialmente para sus familias con las que, terminada la jornada laboral, conviven.

Según vaya evolucionando la pandemia, se irán modificando los cambios que se han producido con la intención de volver a la situación de partida, lo antes posible.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad