SOCIAL

La Fundación Caja de Burgos recupera La Casa de las Cadenas para convertirla en un centro social, cultural y económico para Miranda de Ebro

miranda de ebro fundacion caja de burgos
(de izda. A drcha.) Rafael Barbero y Ginés Clemente, director general y presidente de la Fundación Caja de Burgos, respectivamente

La entidad restaurará este edificio histórico para transformarlo en un nuevo equipamiento referente en la ciudad, ubicado en el casco antiguo

burgosnoticias.com  | 28/09/2022 - 19:08h.

La Fundación Caja de Burgos restaurará la Casa de las Cadenas con el objetivo de recuperar el inmueble y convertirlo en un centro social, cultural y económico para Miranda de Ebro. Con este edificio, que permitirá estar más cerca de los mirandeses y que aspira a transformar en un equipamiento referente en la ciudad, promoverá actividades y servicios para todos los públicos en los ámbitos de la Asistencia y la Solidaridad, la Educación, la Cultura, la Salud y el Bienestar, el Emprendimiento y el Medio Ambiente.

Este proyecto responde a su compromiso con la recuperación del patrimonio histórico, y se enmarca dentro de los objetivos del nuevo Plan Estratégico que la entidad ha iniciado para los próximos cinco años, entre los que figura reafirmar su apuesta por Miranda de Ebro, y brindar a la sociedad herramientas eficaces para la inclusión y cohesión social.

El centro, en fase de definición y para el que la Fundación afrontará una inversión superior a los cuatro millones de euros, ampliará su superficie en torno a los 2.000 metros con la integración también de las tres casas anexas de la calle San Lorenzo.

COMPROMISO HISTÓRICO

Durante más de 30 años, la Fundación Caja de Burgos ha mantenido un firme compromiso con Miranda de Ebro, que ha manifestado, por un lado, con la puesta a disposición de dos equipamientos sociales. A través del centro Cultural Caja de Burgos, ha brindado espacios a colectivos artísticos y una oferta cultural variada a la sociedad, con nombres de la talla de Víctor Manuel, Dolores Pradera, Vicente Amigo o Ana Belén. Con el Club Recrea ha favorecido el envejecimiento activo con propuestas sociales y de ocio y salud al colectivo de mayores.

Además, su compromiso con el área social ha tenido su reflejo en la convocatoria de ayudas a entidades sociales que cada año ha desarrollado. Por otra parte, su apoyo a la educación y la tecnología, la empresa y los emprendedores, se ha manifestado a través de encuentros empresariales y programas como Bebot, una propuesta promovida junto con Aciturri, y Fundación Galletas Coral para promocionar la ciencia entre los jóvenes mirandeses, con la misión de despertar vocaciones STEM a los escolares; Planea Emprendedores, una iniciativa para desarrollar el espíritu emprendedor entre el alumnado, y Mejora, un programa que busca fortalecer pequeñas y medianas organizaciones para que puedan consolidar su proyecto empresarial o acometer proyectos de crecimiento.

NUEVO PLAN ESTRATÉGICO 2022-2026

En la actualidad, la Fundación Caja de Burgos ha iniciado un nuevo Plan Estratégico con el ambicioso objetivo de transformar la sociedad. Después de los dos planes anteriores desarrollados desde que se convirtiera en fundación bancaria -con los que ha logrado la consolidación y el crecimiento-, estrena una etapa con este ambicioso reto, en la que Miranda de Ebro se sitúa como una de las plazas en las que volcar su compromiso con la sociedad.

La entidad, cuya misión será el impulso del desarrollo social y económico de las personas en su zona de actuación, basará su actividad los próximos años en los pilares de la sostenibilidad, el emprendimiento, el talento y la digitalización.

Con este nuevo proyecto la Fundación Caja de Burgos pretende transformar la sociedad de Miranda de Ebro, tal y como ha definido en su visión. Para ello, la organización se ha marcado el reto de fomentar la participación ciudadana, la creatividad y el desarrollo de un pensamiento crítico; impulsar acciones que favorezcan el desarrollo económico y social, la creación de empleo decente, la igualdad, la inclusión, la solidaridad, el desarrollo rural y la colaboración.

Con esta visión, desarrollará actividades y proyectos para todos los públicos con los siguientes objetivos:

  • La aceleración del progreso económico y la creación de empleo, mediante el desarrollo de programas que favorezcan la atracción al nacimiento, la digitalización y el crecimiento de empresas eficientes y socialmente responsables.
  • En concreto, el nuevo centro en la Casa de las Cadenas, fomentará la posibilidad de relacionarse con otros emprendedores para posibles colaboraciones y sinergias, que puedan surgir de manera natural, a través del contacto personal.
  • Además, se pretende que sea un espacio de trabajo en común para los participantes en la fase de incubación del Programa Emprendedores, centrada en el desarrollo del plan de negocio de las nuevas empresas. Y también dará cabida a los proyectos de la fase 'IMÁN de ideas' de la aceleradora POLO positivo, destinada a promotores de iniciativas o proyectos con una oportunidad de mercado identificada en los sectores industrial, tecnológico o de servicios de apoyo a la industria.
  • Por otra parte, la Fundación desarrollará propuestas que contribuyan a la sostenibilidad medioambiental mediante iniciativas que impulsen la sensibilización y concienciación sobre la necesidad de proteger el planeta, y llevará a cabo también programas que fomenten cambios en los hábitos cotidianos de los ciudadanos para que sus decisiones impacten de manera positiva en la sociedad.
  • También promoverá la cohesión y el bienestar social, con iniciativas que contribuyan a una sociedad más comprometida, que den respuesta a las nuevas necesidades sociales y que reduzcan la brecha digital del Tercer Sector. Y continuará con las convocatorias de ayudas a entidades sociales con el fin de que puedan desarrollar un trabajo más profesionalizado y mejor.
  • Además, este nuevo centro contará con un auditorio que permitirá impulsar a la Fundación una cultura que fomente la participación ciudadana y amplíe la oferta cultural de la sociedad mirandesa con propuestas variadas y de calidad.
  • Y, por otro lado, desarrollará propuestas de ocio, actividades físicas y saludables y servicios que fomenten la socialización y aumenten la calidad de vida de los mirandeses.

LA CASA DE LAS CADENAS

La Casa Palacio de los Condes de Berberana o Casa de las Cadenas está ubicada en la zona céntrica de localidad burgalesa de Miranda de Ebro en su Plaza España frente al Ayuntamiento.

La casa fue construida en las últimas dos décadas del siglo XVI constituyéndose a partir del siglo XVII en la casa solar de Berberana por la unión de las familias Rivaguda, titular del mayorazgo de Miranda de Ebro, y Gil-Delgado, titular del señorío de Berberana, que en 1789 pasaría a condado, por concesión de Carlos IV, con motivo de la jura como Príncipe de Asturias de su hijo Fernando.

Se la conoce también como Casa de las Cadenas debido a las cadenas de hierro que penden sobre su acceso, concedidas por el rey Fernando VII en 1828 tras alojarse en el edificio. Sin embargo, no es éste el único episodio histórico del que la casa ha sido testigo. En 1660 descansó en ella la infanta María Teresa, que viajaba a la isla de los Faisanes a encontrarse con Luis XIV con quien posteriormente contraería matrimonio. En 1795 sirvió de refugio a los frailes franciscanos, al haberse convertido su convento en hospital militar, en medio de la guerra con la Convención Francesa (1973-1795). En 1812 fue residencia, durante algunas horas, José Bonaparte al regresar a su país. En el año 1828, el rey Fernando VII, de regreso a Madrid de su viaje por Cataluña, se alojó en la casa de los entonces ya Condes de Berberana, por lo que hoy figuran unas cadenas conmemorativas de tal hecho. El 16 de agosto de 1837, en plena contienda carlista, tuvo lugar otro hecho de muy distinta índole, al ser asesinado, en la escalera de subida a la segunda planta de la casa, el segundo general en jefe del ejército liberal, Rafael Ceballos Escalera, a mano de las tropas del regimiento de Segovia acantonadas en Miranda de Ebro, que se amotinaron reclamando el cobro de su soldada.

Durante los siglos XIX y XX se documentan algunas actuaciones sobre su ocupación por los propietarios y familiares, quienes llegan a ella como lugar de recreo. En 1920 se celebra en la capilla de dicha casa solariega los esponsales entre doña Pilar Jáuregui Gil-Delgado y don Antonio Hita y Estanga, teniente de infantería del Regimiento de San Marcial (Burgos). Y en 1937 (31 de agosto), Carmen Polo de Franco realiza una visita institucional al Hospital de Miranda de Ebro.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

--- patrocinados ---
Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad