PROVINCIA

Las cinco residencias de la Diputación superan con amplitud los ratios que establece la Junta para atención a los mayores

lorenzo-inma

La responsable del área de Bienestar Social, Inma Sierra, y el  vicepresidente de la Diputación  de Burgos, Lorenzo Rodríguez, han defendido la gestión y la atención que se presta en los cinco centros de la Institución provincial.

burgosnoticias.com  | 09/10/2019 - 13:26h.

El vicepresidente de la Diputación  de Burgos, Lorenzo Rodríguez, ha defendido la gestión de la Institución Provincial en la dirección de las residencias que dependen de ella y ha vuelto a valorar "la importancia" que tienen como 'buque insignia' de los servicios sociales de la casa. Rodríguez, que ha comparecido en rueda de prensa con la responsable de Bienestar Social de la Diputación, Inma Sierra, ha destacado que las cinco residencias están por encima de los ratios que establece la Junta de Castilla y León en atención a los residentes.

Rodríguez ha recordado que la Diputación  tiene 5 centros –en San Agustín, Fuentes Blancas, dos  en Oña, y la de San Miguel del Monte de Miranda ; en Oña hay 230 residentes de lo que solo cuatro son válidos; 132 son dependientes de grado primero y 111 son de grado segundo.

Según la Junta de Castilla y León, la Diputación  tendría que tener en Oña un médico a jornada completa y otro al 68%; sin embargo, en la residencia hay dos médicos y otro al 60%, "es decir un médico más", ha subrayado Rodríguez. La Administración regional exige tener cinco enfermeros y otro más al 15%; cuando tiene ocho, es decir 2,85 por encima de lo exigido y en auxiliares, la Junta exige 33 y en estos centros hay 36 auxiliares, cinco más de lo exigido.

Tanto Rodríguez como Sierra han rechazado las declaraciones públicas de Demetrio Alonso, antiguo alcalde de Oña y ex diputado provincial, quien también ha registrado una serie de quejas que entienden desde el equipo de Gobierno, atienden "nada más a asuntos de índole política".

Rodríguez ha reconocido algunos fallos en julio y agosto por medias jornadas. Pero esta circunstancia "no ha impedido la normal actividad sobre todo a la hora de levantar de las camas a los internos".

Cada residente le sale a la Diputación por una cantidad entre 2.010 hasta 3.500 euros; Las residencias se llevan 20 millones del presupuesto y para los gastos la Junta de Castilla y León aporta un millón de euros. El resto sale de las cuotas y pagos de los residentes y de la propia Diputación.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad