SANIDAD

3.500 pacientes llevan más de un año esperando una operación en Castilla y León

imagen
Operación en quirófano | Irekia (Flickr)

Las especialidades que más pacientes tienen en lista de espera son Traumatología (2.085 operaciones pendientes) y Cirugía General y Aparato Digestivo (869), aunque también aparecen especialidades que antes no tenían una lista de espera tan prolongada, como Cirugía Plástica (193 pacientes) y Neurocirugía (141), entre otros.

Alba Camazón|eldiariocyl | 22/04/2022 - 12:58h.

Los hospitales de Castilla y León no consiguen remontar los efectos de la pandemia, que ha obligado a los centros a lidiar con miles de ingresos hospitalarios desde que se extendió la epidemia de COVID-19 a principios de marzo de 2020. 3.500 pacientes llevan más de un año esperando a pasar por quirófano, según los datos publicados por Sanidad respecto al primer trimestre de 2022. Antes de la pandemia, solo había 138 pacientes que habían tenido que esperar más de un año.

Las especialidades que más pacientes tienen en lista de espera son Traumatología (2.085 operaciones pendientes) y Cirugía General y Aparato Digestivo (869), aunque también aparecen especialidades que antes no tenían una lista de espera tan prolongada, como Cirugía Plástica (193 pacientes) y Neurocirugía (141), entre otros.

La mayoría de estos pacientes que llevan más de 365 días esperando corresponden a los Complejos Asistenciales de Salamanca (1.376 personas) y Burgos (1.148), unos hospitales cuyas listas de espera se han multiplicado: a finales de 2019 solo había constancia de 50 pacientes que estuvieran más de un año pendientes de una operación en estos dos complejos hospitalarios. Ahora, superan los 2.500 pacientes

El siguiente Complejo con mayor presión es el de León, con 630 personas que esperan una llamada para operarles desde hace más de un año —en 2019 tuvo 64 pacientes—. Por detrás, con mucha distancia, están los Hospitales Río Hortega (169) y Clínico de Valladolid (70).

De los hospitales más pequeños, el de El Bierzo es el que destaca por encima de todos los demás. Los hospitales de Ávila y Soria tienen dos pacientes en esta situación cada uno. En el de Segovia, solo hay un paciente que lleve más de un año en espera, y en los hospitales de Zamora, Palencia, Medina del Campo, Santos Reyes y Santiago Apóstol no hay nadie con más de 365 días de espera. Sin embargo, el Hospital de El Bierzo —el único comarcal que tiene UCI— tiene 114 pacientes que llevan más de un año en espera: 79 pendientes de traumatología, 34 de cirugía general y uno de oftalmología.

10.069 pacientes en espera durante más de seis meses

El número de pacientes en lista de espera se ha duplicado: 10.069 pacientes han tenido que aguardar más de seis meses para pasar por quirófano, según el informe trimestral elaborado por la Consejería de Sanidad.

En este caso se trata de pacientes de prioridad 3 (su patología permite la demora del tratamiento, ya que aquélla no produce secuelas importantes), que tuvieron una demora media de 146 días para ser operados. Eso sí, el 71% de todos estos 35.369 pacientes —que revestían menor gravedad— fueron atendidos en un plazo inferior a seis meses.

La pandemia ha obligado a cancelar la actividad quirúrgica programada, y no solo durante la primera ola, sino también en casos más puntuales en sucesivas olas de una pandemia que —parece— ya está terminando y ya no satura los centros hospitalarios. Sin embargo, la lista de espera estructural ha empeorado en todos los hospitales, sobre todo en los más grandes. Los pacientes más leves —pero que necesitaban una operación quirúrgica— del Hospital de Burgos han tenido que esperar de media 213 días para entrar en quirófano. En Salamanca han sido 208 días los que han tenido que esperar, y 154 en León: todos por encima de la media de 146 días que calcula Sanidad.

Los únicos grandes complejos que no se han visto tan perjudicados son los dos centros hospitalarios de Valladolid capital, porque sus listas de espera pre-COVID eran muy inferiores. Si en 2019 el Hospital Río Hortega tenía una demora media de 75 días, ahora es de 118. Lo mismo sucede con el Hospital Clínico de Valladolid: 70 días de demora media en 2019 frente a 105 días en el primer trimestre de 2022.

Uno de cada tres espera más de lo recomendado

La demora media está ahora en 139 días, lo que supone un descenso en realidad con respecto a los datos de los últimos dos años. Los hospitales de Castilla y León no se terminan de recuperar tras la pandemia, puesto que en diciembre de 2019 los pacientes tuvieron que esperar de media 94 días.

Ahora, uno de cada tres pacientes espera más de lo recomendado. En función de la prioridad que se da a los pacientes, el consenso sanitario fija unos plazos: en casos de prioridad 1, el tiempo de demora debería estar por debajo de los 30 días; en los casos de prioridad 2, el plazo recomendado es de 90 días; y en prioridad 3, el máximo sería de 180 días. Son unas recomendaciones que Castilla y León solo cumple con los casos más graves, para los que hay una demora media de diez días, inferior incluso a que había antes de la pandemia.

Más de cien días de media

Ocho especialidades tienen un tiempo de espera medio superior a cien días, según los últimos datos de Sanidad: traumatología (194 días), neurocirugía (183), plástica (171), cirugía general y digestiva (153)maxilofacial (113), urología (110), pediátrica (107) y angiología (101).

Es el doble de especialidades afectadas que las que había antes de la pandemia, cuando eran traumatología, plástica, neurcirugía y cirugía pediátrica las que superaban más de cien días de espera —de media—.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

--- patrocinados ---
Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad