CASTILLOS CYL

Simancas, un Castillo reconvertido en Archivo

Castillo-Simancas
Foto: Provincia de Valladolid

El actual Castillo de Simancas, situado en la confluencia de los ríos Duero y Pisuerga, es el resultado de las reconstrucciones que se han ido produciendo a lo largo de los siglos sobre los restos de una antigua fortificación que protegía la línea fronteriza del Duero.

burgosnoticias.com  | 22/05/2019 - 00:08h.

Simancas fue una plaza fuerte de importancia estratégica para el reino de León. Aquí tuvo lugar El 1 de agosto de 939 la Batalla de Simancas.

 

En el siglo XV Simancas pasa de la jurisdicción de Valladolid a la de los Enríquez, Almirantes de Castilla: serán los promotores de la construcción del castillo a partir de 1465. Edificado sobre una fortaleza preexistente, a ellos se debe el cuerpo principal, las torres y la barbacana; al este del castillo, de planta pentagonal, se conserva entre dos torreones la única puerta de esta época, hoy inaccesible.

 

Poco después, los Reyes Católicos la reclamaron para la corona y la convirtieron en prisión de Estado. Aquí estuvo preso y fue ejecutado con garrote vil el obispo de Zamora, don Antonio de Acuña, capitán comunero de Castilla. La ejecución fue realizada por el alcalde Lic. Rodrigo Ronquillo y Briceño en 1521, por orden expresa del Rey, en uno de los cubos del castillo, llamado ahora, Torre del Obispo. Este personaje tomó parte activa en la batalla de Villalar. Los tres comuneros (Juan de Padilla, Juan Bravo y Francisco Maldonado) fueron ejecutados al día siguiente de la batalla, pero él fue encerrado en la torre del castillo dándole la oportunidad de arrepentirse. No se arrepintió sino que estranguló al alcaide de la fortaleza y al tratar de huir fue capturado de nuevo; el alcalde Ronquillo ordenó su muerte.

El mariscal Pedro de Navarra, que fue apresado en 1516 en la segunda contraofensiva para recuperar el Reino de Navarra tras su conquista, fue asesinado en este castillo el 24 de noviembre de 1522.

En el XVI el alcaide Hernando de la Vega añade cavas y barreras: se aumenta la profundidad y anchura del foso y se abre otra puerta al norte con acceso directo al exterior de la villa.

 

El castillo llegó a tener hasta 3 puertas con sus puentes levadizos; 2 de ellas se sustituyeron durante los reinados de Carlos II y Felipe V (sus escudos las presiden hoy).

 

En 1540, por orden de Carlos I, una de sus torres se dedica a archivo de los documentos más importantes de la Corona. Será Felipe II quien dedique el conjunto de la fortaleza a la guarda y custodia de documentos, otorgándole un reglamento. Fue entonces cuando se convirtió en Archivo General del Reino albergando uno de los archivos más importantes de Europa con 35 millones de documentos. Las reformas que se hicieron dieron lugar al aspecto que tiene en la actualidad.

Será Juan de Herrera quien se haga cargo del proyecto: elimina las bóvedas, regulariza el patio, derriba la muralla e implanta su edificio sobre un pozo preexistente.

Desde 1588 asume la obra Francisco de Mora: suyos son el patio, la escalera principal y el pórtico de entrada. Las obras culminan en el XVII a cargo de Pedro Mazuecos y Diego de Praves.

Actualmente es propiedad del Ministerio de Cultura y sede del Archivo General homónimo. Su estado de conservación es óptimo ya que nunca ha sido abandonado y a lo largo de los siglos se ha intervenido en él para mejorar su funcionalidad como archivo histórico. Previa petición, se pueden realizar visitas guiadas en grupos, de lunes a viernes entre las 09:00 y las 12:00 horas.

Foto: Provincia de Valladolid
Foto: Provincia de Valladolid

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad