covid

La Junta pospone la desescalada hasta que baje al 35% la ocupación COVID de las UCI

catedral-vistas-castillo-dos

La Junta de Castilla y León no relajará las medidas restrictivas por el COVID-19 hasta que el grado de ocupación de las UCIS por coronavirus no alcance el 35 por ciento de media en la Comunidad, y la tendencia siga siendo descendente.

Laura Cornejo (elDiarioCyL) | 01/03/2021 - 14:35h.

Castilla y León no empezará a desescalar hasta que las UCIs de los hospitales estén por debajo del 35% de su capacidad. Así lo acaba de anunciar el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, en la rueda de prensa posterior a un Consejo de Gobierno extraordinario que se ha prolongado más de lo esperado y en el que como él mismo ha reconocido, "ha habido debate, como ocurre con los gobiernos que toman decisiones".

El calendario que se ha marcado pasa por eliminar las medidas adicionales del nivel 4 en toda la Comunidad (cierre del interior de la hostelería, gimnasios y centros comerciales) previsiblemente la semana que viene, momento en el que las UCIs tendrían esa presión reducida con la ocupación por debajo del 35%. Sin embargo, para ir bajando desde el nivel 4, y por provincias, habrá que conseguir reducir por debajo del 25% de la ocupación en las unidades de críticos. Estos cambios de nivel se abordarán cada dos semanas, provincia a provincia, y siempre que se mantenga una tendencia decreciente de casos. "Nadie pasará del nivel 4 al nivel 2, se harán todos los escalones", ha advertido el vicepresidente.

"Es muy importante contar con capacidad de reserva y de respuesta, hasta entonces no se iniciará el proceso de relajación de medidas, se espera que sea a principios de la semana que viene, ese será el momento del inicio", ha explicado Igea. Además, ha explicado que cuando se eliminen medidas, habrá que mantener una tendencia acumulada descendente en la incidencia para seguir avanzando.

La decisión de no eliminar aún las medidas adicionales se ha tomado porque en este momento los hospitales de Castilla y León funcionan en red, con traslados de pacientes de unas provincias a otras cuando las unidades de críticos se van saturando. Actualmente los hospitales, en global, mantienen sus UCIs al 40% y la situación más compleja se da en Soria, con la UCI al 88% de su capacidad. Muy alejada de esa situación se encuentra Ávila, con una ocupación del 16,67%.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha mostrado su preocupación por la situación en Soria, con una incidencia acumulada a 14 días de 429,77 casos, algo que según ha comentado puede deberse a la cepa británica, que está muy presente en Castilla y León y que provoca un contagio más rápido y mayor letalidad. La mutación de las cepas, ha explicado, suponen más riesgos, de manera que es necesario hacer un seguimiento muy puntual de la situación.

El calendario de desescalada se avanzó el pasado viernes en una reunión del vicepresidente con representantes de los sectores de la hostelería, centros comerciales y gimnasios por ser "los más afectados". Uno de los acuerdos a los que se llegó fue el de modificar el decreto que regula las infracciones para que en el caso de incurrir en un incumplimiento grave, se pueda ordenar el cierre del establecimiento. Según Igea, es una manera que los que cumplen no acaben penalizados por conductas de los incumplidores. "Están muy cansados", ha reconocido.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad