FÚTBOL

Los peligros del mercado de invierno

burgos cf

El fútbol español ya está pendiente y gestionando posibles bajas y altas de cara al mercado de invierno, que se abre en España el 1 de enero y se cerrará el 31 del mismo mes.

Paco Peñacoba (Burgos Deporte) | 27/12/2022 - 10:33h.

En estas fechas, que parecen tranquilas de la navidad, se gestionan muchas opciones de futuro en los clubes de cara a la segunda vuelta de la competición. El mercado de invierno aparecerá el 1 de enero, aunque en realidad es el 2 de enero el día hábil para comenzarlo, y se prolongará hasta las 23,50 h. del 31 de enero. Un mes de posibilidades para entradas y salidas de jugadores en los distintos clubes del fútbol profesional español.

En el caso del Burgos no hay excepciones y el mercado invernal también deparará movimientos. Algunas posibilidades de jugadores pretendidos por el equipo blanquinegro, ya parecen agotadas, como la del jugador Karrikaburu, de la Real Sociedad, que ya interesaba al Burgos en la pretemporada y que ahora tampoco será posible ya que su opción de cesión parece cerrada en favor del Granada. Sin embargo, siguen abiertas otras muchas posibilidades de jugadores para su llegada al club burgalés.

En cualquier caso, no es nuestra intención hacer quinielas en este artículo de opinión, ni soltar nombres de quienes pueden venir y los que se pueden marchar, sino advertir de las peculiaridades y peligros que presenta este mercado, aunque haya más o menos dinero para fichajes. Y sobre todo en la actual situación del Burgos, cuarto en la tabla, donde ya no es cuestión solo de quienes puedan llegar, sino de quienes pueden salir por ofertas de equipos de Primera interesados. El mercado de invierno es un arma de doble filo, sobre todo este año para el Burgos.

Un mercado de jugadores complicado, porque los jugadores que pueden salir de otros equipos, son fundamentalmente porque están jugando pocos minutos, en ocasiones porque su estado de forma quizá no es la mejor. Y además ese falta de minutos puede repercutir en el rendimiento del jugador en el equipo que lo recibe, por mucho nombre que tenga el jugador y buenas referencias que presente, Ello sin contar con la necesidad de adaptación a su nuevo equipo y el tiempo que puede necesitar para ese acople y en asimilar el estilo de juego.

El llamado mercado de invierno en el fútbol siempre ha sido incierto, supone habitualmente un desembolso económico importante y, por supuesto, sin garantías de que lo que se trae vaya a funcionar.

El técnico del Burgos, Julián Calero, dejó claro en una comparecencia de prensa en El Plantío, que no descarta absolutamente nada en cuento a entradas y salidas de jugadores en este mercado, que califica de volátil y difícil de controlar, en el que todo es posible, con un Burgos que tiene jugadores cedidos, que son susceptibles de una llamada de su club, otros que pueden tener ofertas dado su buen momento de forma e incorporaciones que en estos momentos no están decididas. Más incierto imposible, además teniendo en cuenta las necesidades del equipo tras algunas bajas importantes y la buena clasificación, que puede aconsejar, hacer un esfuerzo para reforzar posiciones y soñar con mantener la dinámica de la primera vuelta.

Todo, por lo tanto, abierto, en un mercado de invierno peculiar, en el que será muy importante acertar y en el que el Burgos, comienza a ser un equipo a tener en cuenta por su buena trayectoria, por la calidad de sus jugadores y porque ahora mismo, a diferencia de otras temporadas, llegar al Burgos puede ser muy atractivo para muchos jugadores sin minutos de juego en sus equipos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

--- patrocinados ---
Deja tu comentario
publicidad