DESTINOS CASTILLA Y LEON

Descubre los secretos que esconde la Villa Romana de 'La Olmeda'

imagen
Foto: www.turismocastillayleon.com

Esta villa conforma uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del mundo romano hispánico. Fue descubierta en 1968,  de la forma más casual, cuando el dueño de esos terrenos, Javier Cortés, realizaba unos trabajos de terraplenado.

burgosnoticias.com  | 20/02/2018 - 10:19h.

Pronto se despejó la incógnita sobre lo que se había descubierto con el hallazgo de un espléndido palacio de época imperial romana: salas, corredores, pórticos; todo un conjunto cuyo momento de esplendor hay que situarlo hace más de 1600 años.

Foto: www.turismocastillayleon.com
Foto: www.turismocastillayleon.com

Gracias a este hallazgo se demostraba que, siglos atrás, existió un espléndido palacio de la época imperial, concretamente del Bajo Imperio (s. IV d.C), y aún se conservan en el mismo varios mosaicos de un alto valor histórico.

El edificio principal es de planta cuadrada, flanqueada por dos torres, se dispone en torno a un patio central desde el que se accedía a distintas dependencias, la mayoría de ellas con pavimentos de mosaicos.

El salón principal conserva en muy buen estado uno de los principales mosaicos del mundo romano en el que se pueden contemplar dos escenas; la principal narra el conocido episodio de Ulises en Skyros y otro sobre una cacería de gran realismo.

En las proximidades del edificio principal se han excavado diversas necrópolis con abundante e interesante material que permite estudiar y conocer mejor el mundo tardorromano en la Meseta.

El conjunto fue declarado Bien de Interés Cultural en 1996. En Saldaña, localidad próxima a la villa, se completa la visión de la vida en la Roma bajoimperial con la visita al Museo Monográfico de la Villa, en el que se pueden admirar desde las vajillas de cerámica en terra sigillata hasta los ajuares funerarios de las necrópolis de esa época.

Foto: www.turismocastillayleon.com
Foto: www.turismocastillayleon.com
Los baños de la Villa Romana La Olmeda, situados al lado de el palacio, constituyen un espacio diferenciado en el sector Oeste del conjunto de la pars urbana. Fueron identificados ya en las excavaciones dirigidas por Palol y Cortes en 1970 y, desde entonces, se han sucedido una serie de actuaciones cuyo objetivo primordial fue la delimitación del perímetro exterior del complejo.

En 1991 se retomaron los trabajos en su interior localizándose cinco estancias que constituyen el extremo meridional del conjunto, documentado como sector Sur de los baños. La disposición, en 1995, de una cubierta fija destinada a proteger de la intemperie todo el ámbito termal está contribuyendo a que no se deterioren.

La organización de las estancias evidencia dos zonas a ambos lados del corredor de acceso desde la villa. El sector Sur contiene una gran estancia circular, calefactada mediante canales radiales, que tal vez fuera una habitación "templada", y cuatro pequeñas habitaciones anejas sin calefacción. A través del sector Central se accede al conjunto desde la residencia señorial y el sector Norte parece configurarse como el espacio en el que se ubican las dependencias más específicas del aparato termal.

En resumen, tras estas intervenciones se puede contemplar un edificio anejo al palacio de la villa, con una superficie próxima a los 900 m 2, a los que cabe añadir un espacio existente entre el sector sur de los baños y la torre más próxima del palacio, delimitado por una tapia, y que abarca unos 300 m 2 más.

El estado de conservación en este yacimiento es impresionante por lo que nos permite viajar al pasado para descubrir cómo vivían en esta mansión de la época romana así que no dejéis de visitarlo. Sin lugar a dudas, merece la pena.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad