DESTINOS CASTILLA Y LEON

Toro, una villa para disfrutar

imagen
Foto: Turismo Toro

Visitar Toro, es descubrir un conjunto monumental que hace de la ciudad de Doña Elvira, la hija de Fernando I de León, uno de los conjuntos artísticos más impresionantes de Castilla y León.

burgosnoticias.com  | 27/03/2018 - 13:26h.

Son muchos los bienes culturales municipales que podemos admirar si acudimos a esta localidad zamorana. El elemento insignia e identificador de la ciudad de Toro es su verraco de época vaccea. Testigo de la importancia histórica de la localidad es su muralla, la de Corredera, la de Santa Catalina y el Arco del Postigo, con un maravilloso relieve renacentista de la Anunciación.

 

Foto: Turismo Toro
Foto: Turismo Toro

Desde la Oficina de Turismo, se ofrece una opción de conocer los lugares  más significativos de esta localidad: Monumentalia, es un recorrido por el legado patrimonial público de la ciudad de Toro, una localidad llena de historia y de arte. Esta ruta te lleva por aquellos espacios históricos y monumentales que hoy siguen siendo de utilidad para todos y que ejemplifican a la perfección la riqueza artística de la ciudad de Toro.

 

Estos son algunos de ellos:

  • Alcázar: Supone el origen de la ciudad de Toro, la fortaleza que dio origen a la ciudad que hoy conocemos. Conserva sólo los muros y los volúmenes ya que  ha sufrido diferentes remodelaciones.  Hoy es sede de la Oficina de Turismo y Centro de Recepción de Visitantes.
  • Hospital de la Cruz: Edificio fundado en 1508 gracias al mecenazgo de Juan Rodríguez de Fonseca, es uno de los casi veinte hospitales de caridad y beneficencia con los que contó la ciudad de Toro. En la actualidad se encuentra anejo al colegio público del mismo nombre.
  • Teatro Latorre: Levantado a mediados del siglo XIX, es de tipo isabelino y el techo está decorado con pinturas alegóricas dedicadas a dramaturgos clásicos. Debe su nombre al actor toresano Carlos Latorre.
  • Plaza de Toros: Un conjunto único de arquitectura tradicional del siglo XIX que fue inaugurada en 1828 y que se conserva prácticamente igual que cuando fue construida.
    Foto: Turismo Toro
    Foto: Turismo Toro
  • Palacio de los Condes de Requena: Construcción del siglo XV de la que se conserva su patio, a caballo entre el gótico y el renacimiento, y uno de los mejores de su estilo en toda la provincia.
  • Iglesia de la Concepción: Única parte conservada del antiguo convento de Santa Ana. La iglesia en la actualidad se encuentra en un proceso de restauración que se compatibiliza con diferentes actividades y eventos hasta su conversión en Museo Municipal.
  • Palacio de los Marqueses de Castrillo: Construido en el siglo XVI es propiedad de la Fundación González Allende y sede de la Casa de Cultura Municipal, albergando biblioteca, fonoteca, salón de actos y salas de exposiciones.
  • Torre del Reloj: Se trata de una torre levantada sobre la antigua Puerta del Mercado del segundo recinto amurallado de la ciudad. Data del siglo XVIII y es curiosa la leyenda que la rodea, la que narra que su mortero, ante la escasez de agua, fue realizado con vino por sobrar este en los hogares de Toro.
  • Ayuntamiento: Presidiendo la plaza mayor, se encuentran la Casa Consistorial, levantada en 1778 y cuyo diseño fue realizado por el arquitecto real, Ventura Rodríguez.

Además si no quieres únicamente visitar los monumentos de Toro, la localidad es conocida también por su cultura enológica. Desde siempre, gran parte de los habitantes de la localidad se han dedicado históricamente al cultivo de la vid y a la elaboración y comercialización del vino.

Foto: Turismo Toro
Foto: Turismo Toro

Es por eso por lo que Toro cuenta con una amplia variedad de bodegas por todas sus calles. Las bodegas están excavadas bajo las edificaciones de las que forman parte. En 2005, tras una centuria de abandono, el Instituto Español de Patrimonio puso en marcha un proyecto de conservación de las bodegas tradicionales de Toro y Tierra del Vino.

Se eligieron cinco bodegas: las del Ayuntamiento, palacio de los Condes de Requena, palacio de Valparaíso, Cámara Agraria y antiguo Hospital, todas ellas de titularidad pública. Aparte hay muchas de titularidad privada de las que se está haciendo un inventario que puede alcanzar hasta las 300 bodegas.

  • Bodega del Ayuntamiento: aneja a la Casa Consistorial, en la Plaza Mayor y propiedad del Ayuntamiento.  Se desconoce su fecha de construcción exacta aunque se sabe que es postrerior a 1778. Es un conjunto de tres naves a distintos niveles enlazadas por las esquinas.
  • Bodega de la Cámara Agraria: antes de la antigua Cofradía de Labradores, localizada en la calle Cerrada. Ya existía en 1652 y es conocida por el sobrenombre de "La Niña Bonita". Alberga la Bodega Histórica del Vino de Toro, un centro de interpretación y promoción de sus vinos.
  • Bodega del Palacio de los Condes de Requena: de origen gótico, conserva uno de los patios renacentistas más monumentales de la provincia de Zamora. Confiscado por la Real Hacienda en 1725 y derribado en su interior por el Ayuntamiento en 1868 para destinarlo a colegio que dirigieron los Escolapios. En la actualidad es un edificio de usos múltiples del ayuntamiento, donde se guarda uno de los tesoros más peculiares de esta ciudad: el archivo histórico de la Denominación de Origen Toro.
  • Otras bodegas: en esa restauración se incluyeron las situadas en el Palacio de Valparaíso y en el Antiguo Hospital.

Fiesta de la Vendimia

Durante el mes de octubre, en torno a la festividad de la Virgen del Pilar se celebra esta fiesta en honor al vino. Es un símbolo de la recuperación de los festejos tradicionales de esa comarca. Durante unos días la ciudad y sus habitantes retroceden en el tiempo. Todo se ve con ojos del pasado, la ciudad se transofrma y en los establecimientos, calles, plazas, parques y ciudadanos, todo tiene color y sabor a  antiguo.

El acto central de la fiesta de la Vendimia, y de alguna manera en el que se resumen todas las tradiciones es el Desfile de Carros Tradicionales. Son carros antiguos, tirados por animales, cargados de cestos llenos de uvas. El acompañamiento, ataviados con antiguos trajes de vendimia, portan cestas repletas de alimentos típicos de vendimia.

Otras actividades importantes son: el mercado medieval que cuenta con cerca de doscientos puestos de artesanía, gastronomía etc. Asimismo se llevan celebrando varios años en la Plaza de Toros un torneo de Justas Medievales que atraen a numeroso público, certámenes de pintura, literario y de dibujo, concursos, catas dirigidas, flamenco, espectáculos musicales, teatrales, deportivos y jornadas gastronómicas.

En reconocimiento a toda la tradición y el empeño de los toresanos, fue declarada de Fiesta de Interés Turístico Regional por la Junta de Castilla y León en el año 2003.

 

Foto: Turismo Castilla y León
Foto: Turismo Castilla y León

 

Deja tu comentario
publicidad
publicidad