LOCAL

El 'moderno' sistema de almacenamiento en el Ayuntamiento de Burgos: documentación "atada con una cuerda"

ayuntamiento-nuevo
María C. | 08/07/2020 - 19:11h.

El pasado 26 de mayo de 2019 los burgaleses tenían una cita con las urnas. El PSOE salió victorioso, pero no era suficiente como para alzarse con el bastón de mando. Para que el ahora alcalde, Daniel de la Rosa, consiguiera el primer sillón del Ayuntamiento era necesario que VOX no votase al portavoz de Ciudadanos, Vicente Marañón, como candidato a la alcaldía. Y así lo hizo, aunque no con el propósito de que los socialistas gobernaran en minoría.

Pasaron los meses y el PSOE necesitaba el apoyo de la formación naranja para actualizar los presupuestos, prorrogados desde 2017. Ahí nació la nueva alianza, que tanto da de qué hablar: PSOE-Cs.

Ciudadanos es el padre de la Movilidad en Burgos

Un año después del Gobierno socialista, Marañón considera que su partido "da estabilidad" a la ciudad cuando se necesita "más que nunca", aunque no dejan de ser oposición y por ello continuarán criticando aquello que no casa con sus ideales. Por poner un ejemplo, asegura que si no fuera por Cs las bicicletas continuarían circulando por las aceras. Ha declarado a su partido como "los padres de la Movilidad".

La necesidad de estabilidad surge de la crisis sanitaria por COVID-19, que ha afectado a la economía nacional y local. No se ha librado de la crisis el sector de la aviación, que en el caso de Burgos sufrió la cancelación del contrato durante el estado de alarma. Air Nostrum quiere modificar el contrato con PROMUEVE BURGOS para reducir frecuencias, de tres semanales a dos (lunes y viernes).

"Proponen una reactivación progresiva", considera el portavoz liberal, pero sin alterar el acuerdo económico con la ciudad (100.000 euros al mes). Sobre este asunto, los portavoces de los grupos políticos con representación en el Consistorio tuvieron una reunión. Es difícil que acepten esa condición "sin más", aclara, y explica que no será hasta septiembre cuando se reanuden los vuelos.

Documentación atada con cuerda

Además, como 'socio presupuestario' del PSOE, también debe hacer frente a las críticas de la oposición. El Partido Popular ha criticado que el Ayuntamiento pague por servicios no prestados durante la crisis de COVID-19 y Marañón ha comentado que "hay problemas estructurales y organizativos" en el Consistorio. Un problema que se ha visto expuesto en la pandemia y para el que su partido tiene 'la solución': la gestión telemática.

Sobre esto, lamenta que en el año 2015 la documentación se almacenaba en papel (una copia) y atada con una cuerda. Una situación que continuaba en 2019 y que "paralizó" al Ayuntamiento durante el estado de alarma. Así, asegura que se hace más evidente la necesidad de reorganización, reasignación y digitalización.

Ha respondido a más críticas, como la que se burlaba de la noria del Arlanzón. Ha negado que exista ese proyecto y ha aclarado que Ciudadanos propuso un concurso de ideas para actuar en el entorno del río.

También ha querido pronunciarse sobre la posible salida del portavoz popular del Ayuntamiento para centrarse en el Senado, una noticia que se conocía a través de un Confidencial de Burgos Noticias. "Una decisión lógica", dice, ya que ser senador no puede compatibilizarse con el cargo de concejal:  "Burgos requiere dedicación exclusiva y no distraerse".

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad