OPERACIÓN CANTANIUM

Recuperadas e identificadas seis obras de arte religioso de cuatro iglesias de la provincia de Burgos

La operación Cantanium, relacionada con el dispositivo Sanctuarium por el que detuvieron a tres hombres implicados en varios robos de arte sacro, continúa abierta a pesar de haber recuperado e identificado la mayoría de las obras incautadas.

burgosnoticias.com  | 29/09/2016 - 13:34h.

4 personas han sido detenidas, sumándose a las otras 3 de la operación Sanctuarium, en la investigación Cantanium. Los detenidos formaban parte de un grupo organizado dedicado a la receptación, almacenaje, distribución y reintroducción de obras de arte sacro eclesiástico en el mercado ilícito de antigüedades.

Virgen Dolorosa de la Iglesia de Quintanilla del Monte Rioja
Virgen Dolorosa de la Iglesia de Quintanilla del Monte Rioja

Las sospechas comenzaron cuando se localizó en una Feria de Arte de Cantabria una talla de la Virgen Dolorosa, perteneciente a la iglesia de la localidad burgalesa de Quintanilla de Monte Rioja. La banda modificó el busto para que resultara difícil su identificación, quitando a la Virgen la daga del pecho y añadiendo una corona.

Este era el modus operandi del grupo desarticulado, quienes se encargaban de recibir el material, modificarlo para que pasara desapercibido y reintroducirlo en el mercado. El Sargento Cuesta de la Guardia Civil ha matizado que la identificación de estas obras sacras, una vez modificadas, a simple vista es difícil.

En esta fase, una de las más importantes de los últimos años, La Guardia Civil ha intervenido, según ha explicado el Capitán de la Brigada Provincial de la Policía Judicial, 150 obras de importancia junto con otras obras menores. Aun así, la investigación continua porque hay aún obras sin identificar.

Algunas de las obras interceptadas, 6 en concreto, pertenecen a las iglesias de 4 pueblos de la provincia de Burgos: Quintanilla del Monte Rioja, San Pedro y San Pablo de Villamorico, Revillagodos y Caboredondo.

Con la presente operación Cantanium se ha logrado desarticular la totalidad de la estructura criminal organizada compuesta por diferentes subgrupos. El primero de ellos era el encargado de cometer los robos de obras de arte eclesiástico, detenidos en la operación Sanctuarium. Los detenidos en esta fase eran los que recibían, modificaban y reintroducían las obras en el mercado ilícito de anticuarios.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad