PUEBLOS MÁS BONITOS CYL

Medinaceli, 2.000 años con mucho encanto

Arco Romano de Medinacelli
Arco Romano de Medinacelli

Medinaceli está declarado Conjunto Histórico Artístico y catalogado como uno de los "Pueblos más bonitos de España", y es que no es para menos. Esta población soriana llena de historia tiene un encanto especial que aún espera ser descubierto por el viajero.

burgosnoticias.com  | 01/03/2019 - 09:23h.

Ganadora del Premio Municipio Turístico de la Provincia de Soria en dos ocasiones, su historia y patrimonio son amplios: celtas, romanos, cristianos y árabes dejaron sus huellas en esta villa, pero no solo hay historia, en Medinaceli se puede disfrutar de un maravilloso espacio natural como es el nacimiento del río Jalón.

Foto: Wikipedia
Foto: Wikipedia

Recomendamos al viajero que pasee por sus estrechas calles y se deje trasladar a épocas pasadas ya que se trata de un sitio que ha conservado como muy pocas en España su encanto de ciudad medieval.

El origen de Medinaceli se remonta a un primitivo poblado celtibérico conquistado más tarde por romanos y  musulmanes, que dieron el nombre de Medina Slim. Situada en lo alto de una colina, lo primero que llama la atención es el barrio de la Estación, que es el núcleo urbano situado en la parte baja de la localidad.

Para llegar al casco antiguo de Medinaceli se sube por carretera con bastantes curvas, desde donde se obtienen unas hermosas vistas de la localidad. Por el camino hay una fuente monumental, conocida como Fuente del Canal.

Un poco más arriba se halla una curiosa ermita a mitad de camino, la del Humilladero, situada en un cruce de caminos. Subiendo, se puede ver una escultura del Cristo de Medinaceli. Además, desde la parte superior hay un sendero de unos 500 metros por el que se llega caminando hasta esta gran escultura que domina el valle.

En las calles de este pueblo merece la pena visitar el único arco romano de triple arcada en la provincia, datado en el siglo I. Además, desde ese punto la panorámica de la localidad es excelente. Puede contemplarse el cerro de la Villa Vieja, el cidiano valle del Arbuxuelo y el del Jalón con sus salinas.

Medinaceli también cuenta con un castillo de importancia en épocas pasadas debido a la situación estratégica que tuvo. El actual castillo aprovecharía para su construcción lo que fue la Alcazaba árabe, erigido posiblemente en el siglo XIV por los Condes de Medinacelli, reforzaba las defensas del enclave amurallado.

La muralla  cuenta con los típicos sillares lisos de grandes dimensiones y cerraba la urbe constituyendo un conjunto defensivo inexpugnable.

Soportales en Medinaceli
Soportales en Medinaceli. Foto: Soria ni te la imaginas

De los cuatro accesos que tuvo la ciudad, la puerta árabe es la única, junto al Arco Romano, que permanece en pie.  El origen a pesar de lo que dice su nombre no es árabe, pues los cimientos son romanos y en su momento puso existir uno de herradura muy diferente al gótico mudéjar que se puede ver ahora.  También se la llama puerta del Mercado pues era donde se instalaban los mercaderes.

La Ermita del Beato Julián del siglo XIX, se encuentra en donde estuvo la casa natal del beato. Allí podemos ver los restos en un arca, y un relicario de plata.

Volviendo un poco a la historia, esta villa contaba a finales del siglo XV con doce parroquias, en torno a las que se repobló una vez reconquistada.

El Duque solicitó al Vaticano la unión de todas las parroquiales en una sola, la de Santa María. Ésta se convertiría en Colegiata, siendo el resto demolidas (toda una lástima por su importancia artística que hubieran tenido en la actualidad) y todas sus rentas agrupadas en ella. El edificio es de estilo gótico tardío con dos puertas de acceso que dan paso al interior.

En la Plaza Mayor, porticada y de forma casi pentagonal se encuentran varios edificios nobles, entre los que destaca la Casa del Concejo – Alhóndiga y el Palacio Ducal. Una de las fiestas que se celebra en esta plaza cada año, el sábado más cercano al 13 de noviembre, es el Toro Jubilo, donde se vincula el fuego y el astado, siendo el único toro de fuego de Castilla y León.

Foto: Wikipedia
Callejuela típica de Medinaceli. Foto: Wikipedia

La Casa del Concejo – Alhóndiga es una de las primeras construcciones singulares de la villa. Se trata de una construcción del siglo XVI con dos plantas de arquería en su fachada exterior, ambas de cuatro arcos: abajo de medio punto sobre pilares cuadrangulares de alto podio y arriba de arcos carpaneles sobre columnas de fuste liso.

El Palacio de los Duques de Medinaceli, Bien de Interés Cultural desde 1979, ocupa el lado norte de la Plaza. Se trata de un edificio de estética renacentista construido entre los siglos XVI y XVII en base a los principios de simetría, sobriedad y elegancia de esa época.

Debido a su pasado musulmán, en lo que se conoce ahora como Beaterio de San Román – Sinagoga, se ubicaba la mezquita de Medina Salim. Otros historiadores creen que fue la sinagoga por encontrarse en el barrio judío y posteriormente acogió una comunidad de monjas.

Medinaceli cuenta con un nevero medieval ubicado en la zona norte de la localidad, posiblemente de época árabe y se dedicaba al almacenamiento y conservación de la nieve en invierno, para su uso durante la estación cálida.

El último de los edificios que se recomienda visitar es el Convento de Santa Isabel, fundado por un Duque de Medinaceli. Arquitectónicamente se trata de un edificio sobrio en su fachada, presidida en el eje central por la puerta principal del convento y sobre ella una ventana moldurada al estilo Isabelino.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad