PUEBLOS MÁS BONITOS CYL

Yanguas, una villa con un alto valor ambiental

Yanguas
Yanguas

El río Cidacos desciende desde la Sierra del Alba encajándose en un valle que desde el puerto de Oncala transita por las Tierras Altas de Soria, allá donde los dinosaurios dejaron impresas sus huellas, para comparecer ante la villa de Yanguas y llevar las aguas sorianas al Ebro, ya en tierras de La Rioja.

burgosnoticias.com  | 19/04/2019 - 00:00h.

Los valores ambientales de este río y sus afluentes integrados en la Red Natura incluyen un espectacular paisaje de montaña y valles encajados; de bancales cerealistas y huertas de ribera entre sauces, fresnos, alamedas, hayedos y acebedas; de aldeas en las laderas y ermitas en lo más alto, custodiando el horizonte.

Y en Yanguas el río toca por el este el caserío de uno de los pueblos más bonitos de España formando un espectacular desfiladero vadeado por un puente medieval de tres vanos de medio punto.

Torre de San Miguel
Torre de San Miguel. Foto: Soria ni te la imaginas
La villa que fue cabeza de su tierra es por su Patrimonio, Conjunto Histórico. La Historia de su poblamiento nos lleva a culturas prehistóricas y a  Celtíberos Pelendones ocupados en el pastoreo. Este espacio cuyo dominio compartieron el Califato de Córdoba y los señores de los Cameros, fue desde el siglo XI  del Reino de Navarra, hasta que en 1134 paso definitivamente a formar parte del de Castilla. Una década después le fue otorgado un Fuero que, entre otras cuestiones administrativas, jurídicas y económicas, eximió unos años después a los yangüeses del pago de portazgos. Así surgió en Yanguas uno de los gremios más importantes de arriería medieval.

Calles empinadas y empedradas, plazas, soportales, casas blasonadas, viviendas tradicionales, el castillo y la muralla, los miradores al valle y un interesante catálogo de bienes culturales, hacen de Yanguas un lugar de especial interés turístico-cultural.

Destacan, la iglesia  parroquial de San Lorenzo en el casco urbano y extramuros, la de Santa María , y la que fue iglesia y de la que queda como único testigo la torre de San Miguel.

- Iglesia de San Lorenzo: El templo se localiza junto a la plaza Mayor y es una de las cuatro iglesias -Santa María, San Miguel, San Pedro y San Lorenzo- con que contó la villa.

San Lorenzo es de estilo gótico, levantada en sillarejo. Tiene una sola nave organizada en tres tramos separados por arcos apuntados y cerrados cada uno de ellos con bóvedas estrelladas; los elementos estructurales que las componen se han pintado en grises y en blanco siguiendo una tendencia usual de esa zona.

La cabecera es poligonal de cinco lados y bóveda estrellada de seis puntas cuyos nervios, guarnecidos con pequeños elementos heráldicos, se apoyan en ménsulas decoradas en algunos casos con elementos florales.

La nave central tiene a ambos lados capillas, tres al norte y otras tres al sur, que dan continuidad a la estética gótica del edificio y la tipología de cubierta estrellada. Una de ellas al norte ejerce de prolongación de la capilla mayor; es como ella poligonal en el cierre oriental en este caso de tres lados. Retablos renacentistas y barrocos decoran las capillas del templo.

La portada se ubica en el tramo central de la nave, en el muro sur. Esta conformada por un arco de medio punto liso igual que la única arquivolta que la decora y que las jambas sobre las que se apoya; sobre ellos una chambrana en bisel.

Entrada a Yanguas
Entrada a Yanguas. Foto: Soria ni te la imaginas
La torre que se adosa al ángulo noreste del edificio tiene planta cuadrada y se fabricó en sillarejo y tres cuerpos, el inferior compacto separado del inmediatamente superior por imposta en bisel; los dos cuerpos más elevados presentan vanos de medio punto geminados, en uno de ellos cegados y en el otro alojando el campanario.

En el interior conserva una pila bautismal de traza románica sobre pie cilíndrico. Tiene copa semiesférica decorada con bocel en la embocadura y un friso corrido de arcos de arcos de medio punto sobre esquemáticos capitelillos.

La parroquia acogió las reuniones del Concejo de la Villa y Tierra de Yanguas y aquí se custodiaba su archivo en un arca de hierro cerrada con cuatro candados.

- Iglesia de Santa María: Monumental construcción de culto erigida entre los siglos XV y XVIII al norte de la villa, extramuros y junto al río Cidacos. La obra de factura inicialmente gótica, fue fabricada en sillarejo y mampostería con planta de triple nave, la central de mayor anchura que las laterales. Se cubren en todos los tramos con bóvedas de crucería estrelladas de terceletes, a los que se añaden combados en los dos espacios anteriores de la nave central. Apoya la estructura nervada en sólidos fustes cilíndricos coronados por sencillas molduras a modo de capitel. A los pies el coro se levanta sobre un arco escarzano y bóveda de terceletes.

La capilla mayor, la estructura más antigua del templo, tiene planta cuadrangular cubierta con crucería de nueve claves. Una inscripción identifica los donantes y la fecha de encargo en 1497.

Una capilla advocada al Santo Cristo se construyó adosada al lado norte en 1724 con pavimento de mármol, muros entelados con damascos y cúpula semiesférica sobre pechinas rematada con linterna.

La puerta original, ahora cegada, daba acceso al templo por el sur en el último tramo de la nave; sobre él una pequeña hornacina avenerada. La puerta actual se sitúa en el tramo medio de nave meridional flanqueada por sendas columnas y arco apuntado. Una lápida funeraria romana y una estela medieval con estrella de seis puntas y bolas se incorporaron a la fábrica del contrafuerte occidental junto a la puerta. La torre en el lado norte es de troneras de medio punto.

Ermita de Santa María
Ermita de Santa María. Foto: Soria ni te la imaginas
A pesar de no estar documentado su pasado románico, en el interior se conservan algunos capiteles de esta traza tallados con motivos vegetales y animales fantásticos producto de la fusión de cabeza felina y cuerpo de ave; soportan la mesa de un altar. Otro capitel sirve como sostén de una pila aguabenditera junto a la puerta.

- Torre de San Miguel: Torre testigo  de la que fue una iglesia románica derruida en el siglo XIX. Está situada al norte del núcleo urbano muy cerca de Santa María y del curso del Cidacos, frente al alto de San Cristóbal.

La torre tiene planta cuadrangular y fábrica de sillarejo con sillares en los ángulos. En el cuerpo inferior se abre con arcos de medio punto, cuya función sería la de comunicar torre y nave. Otra puerta situada en altura facilitó el acceso de la primitiva iglesia al interior del campanario.

Dos alargados sillares en los muros internos del cuerpo bajo muestran inscripciones alusivas a la advocación de la iglesia y la fecha de 1146 de la era cristiana, posiblemente cuando se inició la construcción del templo.

El cuerpo superior presenta dos líneas de vanos trazados en medio punto; en el sector inferior simples, y en el superior las ventanas con parteluz columnado y capiteles decorados con motivos vegetales y bolas.

Hoy la torre está diáfana en el interior, por lo que es perceptible el cierre superior realizado con una bóveda armada por aproximación de hiladas. La techumbre exterior se hace a cuatro aguas con lajas que vuelan en un pequeño alero soportado por canecillos.

La tipología y estética de esta estructura responde a esquemas propios de la zona pirenaica por la superposición de vanos y la esbeltez de la obra, a diferencia de las torres castellanas.

- Castillo y murallas: En el extremo occidental del núcleo urbano en el vértice de un triángulo fluvial, se construyó en tapial de cal y canto un alcázar que controlaba el acceso al valle del Ebro por esta zona. Tiene planta cuadrada y torres en cada uno de los ángulos. En los lienzos rematados por almenas, se abren algunas estrechas aspilleras. Dos puertas daban acceso a la fortaleza desde el recinto amurallado por el este y el oeste.

La cronología original de su construcción es incierta y pudo estar vinculada a la época de concesión del Fuero; pero la tipología y fábrica de la obra conservada la datación al siglo XIV.

Las intervenciones realizadas para la recuperación de este castillo han devuelto al conjunto la dignidad de un espacio patrimonial. La torre del ángulo noroeste ha sido igualmente recuperada.

El recinto amurallado de la villa yangüesa contaba con dos puertas, una de ellas en la zona baja, junto al Cidacos, la otra al norte. La primera, llamada del Río funcionaba como aduana para el pago del impuesto de portazgo de las mercaderías que ingresaban en la plaza. La segunda es la de la Villa y ha sido alterada a lo largo de los siglos y destruida, como muchas fortificaciones históricas, durante la Guerra de la Independencia.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad