tribunales

Cuatro años de prisión a un hombre que abusó sexualmente de las hijas de unos vecinos en Miranda

imagen
Sede del TSJCyL en Burgos.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) ha confirmado la sentencia de la Audiencia Provincial de Burgos que condena a un hombre, L.M.V, a cuatro años de prisión por abusar sexualmente de las hijas de unos vecinos, menores de edad, según ha informado el Alto Tribunal.

burgosnoticias.com  | 22/12/2018 - 09:24h.

La Sala de lo Civil y Penal rechaza de este modo el recurso interpuesto por el agresor, al que obliga a indemnizar a cada una de las niñas con 3.000 euros por los daños morales sufridos y le impide acercarse a ellas a menos de 200 metros durante un periodo de seis años.

Los hechos se produjeron en la localidad burgalesa de Miranda de Ebro en 2015, donde residía L.M.V, y realizó a una de las menores tocamientos en los pechos, a la vez que intentó besarla, mientras que dos años más tarde y "con la misma intención libidinosa", según apunta la sentencia, se aproximó a la hermana de la menor por detrás y, tras abrazarla, procedió a tocarle los pechos por encima de la ropa, tratándola de besar en la boca.

La menor logró zafarse del mismo y salió corriendo del lugar para, a continuación, enviar un mensaje de 'whatsapp' a su madre relatándole lo ocurrido. Cuando llegó a casa, muy nerviosa y alterada, y tuvo conocimiento el padre de lo ocurrido, salió en búsqueda del agresor al que trató, sin conseguirlo, de agredirle por intermediar su mujer.

Como consecuencia de este episodio, la menor, quien padeció un cuadro de ansiedad, empeoró en su rendimiento escolar y tenía miedo de salir sola a la calle, requiriendo la compañía de su madre de forma habitual, por tener su domicilio alejado del centro de la localidad.

Al parecer, el ahora condenado había mantenido desde los cuatro años de las menores una relación habitual con la familia, jugando con ellas y visitándolas de forma frecuente, incluso recibiéndolas en su propio domicilio.

En primera instancia, el juzgado condenaba ya a L.M.V. a dos años de prisión por cada uno de los delitos de abuso sexual, el pago de 3.000 euros a cada una de ellas por el daño moral sufrido y a la prohibición a acercarse a ellas a menos de 200 metros, mientras que le absolvía del delito de lesiones leves.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad