SUCESOS

Unas zapatillas, la clave para desarticular una mafia georgiana responsable de 52 robos en domicilios de Burgos

operacion catedra

El pasado 9 de abril los agentes de la Comisaría Provincial de Policía de Burgos desarticulaban una célula perteneciente a la mafia georgiana, que estaba compuesta por profesionales de este tipo de actos delictivos, a la que se atribuyen 52 robos con fuerza en domicilios de la ciudad de Burgos.

burgosnoticias.com  | 12/04/2019 - 13:18h.

El pasado 9 de abril los agentes de la Comisaría Provincial de Policía de Burgos desarticulaban una célula perteneciente a la mafia georgiana, que estaba compuesta por profesionales de este tipo de actos delictivos, a la que se atribuyen 52 robos con fuerza en domicilios de la ciudad de Burgos.

La Operación "Cátedra", así es como se ha denominado  a esta investigación, ha terminado con la detención de cuatro personas, tres varones y una mujer, de entre 25 y 35 años, a los que se les hace responsables de infracciones a la Ley de Extranjería, de asociación ilícita y de 52 robos con fuerza en domicilios.

Tras un repunte de los robos con fuerza en el interior de viviendas en Burgos, los investigadores, después de analizar los hechos cometidos, trabajaron con la hipótesis de que se trataba de dos nuevas células, que se habían asentado en la ciudad ya que actuaban de manera diferente, algo que posteriormente resolverían que se trataba de un mismo grupo, pero que actuaban de manera diferente según las técnicas de apertura dominadas por los integrantes.

En la zona sur de la ciudad, los domicilios violentados presentaban restos de hilos de pegamento, método que utilizaban los ladrones para conocer que viviendas estaban habitadas y cuáles no, de esta manera, pegaban un fino hilo de pegamento apenas perceptible entre el marco y la puerta, y tras volver días después, si seguía intacto, esto suponía que la vivienda no se encontraba habitada. En este caso el robo se llevaba a cabo mediante las "técnicas de Bumping e Impresionning", ya que se trata de cerraduras de llave plana que permiten su apertura.

Paralelamente, en la zona opuesta de la ciudad, se comenzó a detectar un incremento en los robos con fuerza en domicilios mediante otros métodos muy diferentes, como el apalancamiento, la fractura del bombín o el empleo de ganzúas.

Esta banda adoptaba fuertes medidas preventivas, lo que dificultaba enormemente la investigación a los cuerpos de seguridad, algo que ellos mismos han aclarado, les ha supuesto el visionado de "miles de horas" de grabaciones.

Ha sido precisamente un fotograma obtenido por una cámara de seguridad en la que aparece uno de los autores de los hechos, calzado con una marca de zapatillas, que no se comercializa en tiendas físicas, lo que pone en sobre aviso a todos los agentes en caso de localizar a un hombre con estas zapatillas deportivas. Una vez identificado, los cuerpos de seguridad realizan un seguimiento 24 horas del individuo, que permite observar rápidamente que envía frecuentes paquetes con destino a Georgia, en el que viajaba parte del botín.

Esta persona de origen georgiano, llevaba tiempo residiendo en nuestra ciudad, y era el que proporcionaba la infraestructura necesaria para que el resto de células itinerantes pertenecientes a la mafia georgiana se asentasen temporalmente en la ciudad para cometer sus asaltos. Una vez sometido a vigilancia y seguimiento, se constató que estaba relacionado con la célula desarticulada en verano dentro del marco de la "Operación Supergén", el cual utilizaba hasta 5 identidades diferentes.

Además de dar cobijo a los asaltantes, era el encargado de realizar labores de información de inmuebles susceptibles de ser robados. Una vez marcados, entraba en juego el denominado "mecanic" que es el miembro de la organización encargado de la apertura de domicilios y que se desplazaba expresamente hasta Burgos con este cometido, y eran otras personas las encargadas de acceder al domicilio.

Esta célula estaba organizada hasta tal punto, que parte de los beneficios que obtenían con sus robos los aportaban a la "Caja Común", a partir de la cual se costeaban no solo su adicción a la drogas, sino también a los abogados en caso de detención y el mantenimiento mientras se encuentran en prisión.

Las investigaciones continúan abiertas y no se descartan nuevas detenciones e imputaciones dentro y fuera de nuestra provincia.

La policía ha querido aprovechar la ocasión para lanzar tres avisos a la población. En primer lugar piden que se alerte al 091, siempre que se detecte cualquier sospecha de que personas que no pertenecen al ámbito del portal merodeen en su interior, o se encuentren cerca de la puerta de los vecinos, esto puede facilitar información de investigaciones que se encuentren activas.

Por otro lado, han querido remarcar, que estas personas no son peligrosas y que si se produjese un encuentro en el interior del hogar, lo mejor es no enfrentarse y dejar que se marchen. Y por último recordar a la población que Burgos es una de las ciudades más seguras de España y que las fuerzas del Estado trabajan para que esto sea así.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad