SUCESOS

Identificado un vecino de Burgos como presunto autor de daños por disparos con una carabina de aire comprimido

VENTANAS-SUCESOS

Un vecino de Burgos ha sido identificado por la Policía Nacional como presunto autor de los daños ocasionados por disparos realizados con una carabina de aire comprimido y que impactaron en una vivienda situada frente a la suya.

burgosnoticias.com  | 02/03/2020 - 12:55h.

En el piso afectado residen cuatro jóvenes, que solicitaron la presencia de la Policía alarmados por las detonaciones que oyeron en un momento en el que todos se encontraban en el interior de la vivienda y que parecían proceder del edificio de enfrente, comprobando a continuación que varios proyectiles habían impactado en la ventana de una de las habitaciones causando la fractura de los cristales.

Una vez los agentes llegaron al domicilio constataron que la ventana de la habitación de uno de los moradores presentaba las marcas de once impactos de perdigones, algunos de los cuales habían traspasado la persiana, roto los cristales, para alojarse finalmente en la pared.

Afortunadamente cuando se habían llevado a cabo los disparos nadie se encontraba en el interior de la estancia afectada, si bien uno de los jóvenes terminó con lesiones leves al cortarse con los cristales fracturados.

En la denuncia presentada manifestaron sus sospechas con respecto al vecino de un piso situado enfrente, ya que una vez terminaron de oírse los disparos, pudieron observar como una persona cerraba la ventana y cortina para evitar ser visto. Todo ello se había producido inmediatamente después de que ellos explotaran varios petardos en la terraza.

Finalmente el vecino sobre el que recaían las sospechas de la autoría de los disparos, previamente citado, compareció en las dependencias de la Comisaría de la Policía Nacional, prestando declaración sobre los hechos.

En esa declaración manifestó que desde el pasado diciembre venía sufriendo las molestias que sus vecinos ocasionaban habitualmente explotando petardos. Esta situación le había afectado a su delicada salud y generado en su perro una situación de estrés que hacía que no quisiera salir a la calle.

Según su versión, y en represalia a ese comportamiento, la noche en que sucedió el hecho, cansado del ruido de los petardos, cogió su carabina y desde su domicilio disparó hacia la ventana de los vecinos.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad