SUCESOS

La Guardia Civil investiga a un conductor que tras sufrir un accidente dio positivo en alcoholemia

vehiculo accidentado

El conductor arrojó resultados positivos de 1'07 y 1'08 mg/l tras sufrir una salida de vía en el que resultaron heridas tres personas.

burgosnoticias.com  | 24/07/2020 - 11:35h.

Fuerzas de la Guardia Civil del Subsector de Tráfico de Burgos, han investigado a un hombre de 39 años de edad, como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducir un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas superando las tasas establecidas.

Los hechos ocurrieron a las 16:00 horas del pasado sábado 18 de julio, cuando en el ramal de salida existente en el kilómetro 58'100 de la autovía AP-1, el vehículo que conducía el investigado se salía de la vía por su margen izquierdo para colisionar con la barrera metálica de seguridad lateral existente en un tramo curvo.

A consecuencia del siniestro se produjeron desperfectos en el vehículo implicado y en elementos de la vía y resultaron heridas leves tres personas que viajaban en el mismo; el conductor fue evacuado a un centro hospitalario, lo que no impidió la realización de la prueba de alcoholemia mediante el aire espirado.

El conductor que presentaba a simple vista síntomas evidentes de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas, arrojó resultados positivos de 1'07 y 1'08 mg/l.

Sendos valores superaban en más de cuatro veces la tasa máxima permitida para este grupo de conductores no profesionales, que es de 0'25 mg/l, por lo que el conductor fue investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, instruyéndose diligencias que serán entregadas en el Juzgado de Instrucción Nº1 de Miranda de Ebro.

Cabe destacar que durante el fin de semana se han detectado, en distintas vías de la provincia, otros tres accidentes de tráfico en los cuales los respectivos conductores además de presentar síntomas, arrojaron resultado positivo en la prueba de alcoholemia. A estos conductores hay que sumar otros cuatro que fueron sorprendidos en los puntos de verificación alcohólica con tasas elevadas constitutivas de delito. En todos los casos se han instruido diligencias y los conductores han resultado investigados como presuntos autores de un delito contra la seguridad vial.

La ingesta de bebidas alcohólicas así como la de drogas y sustancias tóxicas influye en el conductor de un vehículo con la disminución de la capacidad sensorial, de reflejos y de atención en la conducción, desvirtuando la percepción de la realidad, determinando una conducción inapropiada y creando un concreto peligro para la vida propia y del resto de los usuarios de la vía, aumentando exponencialmente la posibilidad de sufrir un siniestro vial.

Estas conductas al volante podrían conllevar administrativamente hasta 1.000 € de sanción y penalmente podrían ser castigadas con la pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad