TIEMPO

Lluvias torrenciales inminentes con la nueva DANA

imagen

La DANA, que sobrevolará la Península Ibérica entre el lunes y el miércoles, podría provocar lluvias intensas en la vertiente mediterránea y en el Cantábrico oriental. En la primera mitad de la próxima semana las lluvias podrán ser muy fuertes en el este y norte peninsular. En la jornada del lunes el desalojo de aire polar, que este fin de semana ya provocará un descenso de temperaturas, se desprenderá del 'jet stream' y formará un embolsamiento de aire frío aislado.

Meteored | 19/10/2019 - 11:33h.

Desde hace unos días, los modelos meteorológicos plantean a medio plazo, para la primera mitad de la próxima semana, el descolgamiento de una DANA en la Península Ibérica y un previsible episodio de lluvias torrenciales en el Mediterráneo, que nos trae a la memoria las todavía recientes imágenes de la gota fría de mediados de septiembre y las inundaciones catastróficas que provocó el desbordamiento del río Segura.

Aunque la incertidumbre de este tipo de situaciones es alta a varios días vista –la DANA (gota fría) no quedará configurada (aislada) hasta la tarde o noche del próximo martes– los escenarios más probables localizan las lluvias más intensas en el nordeste peninsular, en lugar de en el sureste, tal y como ocurrió en septiembre.

No hay que bajar la guardia y hay que seguir con atención la evolución atmosférica desde este fin de semana, en que el extremo norte peninsular, principalmente el área cantábrica, recibirá una primera ración de lluvias abundantes e intensas que podrán ocasionar problemas.

A partir del martes, el foco de atención se dirigirá hacia el Mediterráneo, donde previsiblemente lloverá también mucho y con elevada intensidad. Hemos llegado al ecuador del otoño y justamente en estas fechas es cuando se concentran un mayor número de episodios históricos de lluvias y grandes inundaciones en la fachada mediterránea. Atendiendo solo a este hecho, debemos estar particularmente prevenidos y vigilantes por lo que pudiera ir aconteciendo.

Un chorro polar ondulado, y orientado de norte a sur, va a aislar una DANA otoñal la semana que viene. Estas ondulaciones, y las posibles DANAs, suelen ser las situaciones más difíciles de predecir por los modelos numéricos de predicción.

 

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad