FERTILIDAD

La capacidad fértil de los hombres también se reduce con la edad

hombre-ordenador
Foto: freepik

A partir de los 45 años la carga genética de los espermatozoides empieza a sufrir alteraciones de forma progresiva.

burgosnoticias.com  | 22/11/2020 - 12:26h.

La capacidad fértil de los hombres también se reduce con la edad, debido a que la carga genética de los espermatozoides empieza a sufrir alteraciones de forma progresiva a partir de los 45 años, a pesar del mito de que los hombres pueden ser padres toda la vida. Es una de las principales conclusiones del informe 'Mitos sobre Fertilidad Masculina' elaborado por Amnios In Vitro Project con motivo del Día Internacional del Hombre que se celebrado el 19 de noviembre. Este día está enmarcado dentro de Movember, cita anual que conciencia, durante el mes de noviembre, sobre aspectos importantes de la salud masculina. Además, la edad avanzada del varón también puede incrementar las posibilidades de sufrir un aborto o de tener un hijo con alteraciones cromosómicas.

El informe refleja que una de las creencias más extendidas relacionadas con la fertilidad masculina es que los hombres pueden tener hijos durante toda su vida. "Lo cierto es que se puede decir que esto es así porque los hombres no nacen con un número limitado de espermatozoides, como si sucede con los óvulos en las mujeres. Sin embargo, esto no implica que vayan a ser fértiles de por vida y que el envejecimiento no les vaya a afectar", explica la doctora Marian Chávez, directora médico de Amnios In Vitro Project. De hecho, cada vez más estudios prueban como el esperma pierde calidad con la edad. "Se ha comprobado que con los años hay un empeoramiento de los parámetros de semen, incluida la genética, así como un peor éxito reproductivo, además de los cambios morfológicos y hormonales que supone envejecer. Por ello es importante que presten atención a su salud reproductiva, pues en el caso de los hombres queda siempre olvidada", añade.

De hecho, los problemas de fertilidad tienen su origen por igual tanto en la mujer como en el hombre. "No es cierto que en la mayoría de los casos sea la mujer la infértil dentro de la pareja. De hecho, en un 30% de los casos viene de ellas y en otro 30% viene de ellos, y en otro 30% los dos presentan alteraciones", afirma la doctora Chávez. Según un estudio publicado en F1000 Research las anomalías idiopáticas de los espermatozoides todavía representan cerca del 30% de la infertilidad masculina.

Deporte y fertilidad

Otro de los mitos que rodean a la fertilidad masculina es el que tiene que ver con el deporte, pues muchas personas piensan que puede resultar beneficioso. "La práctica de ejercicio intenso y continuado puede hacer disminuir los niveles de testosterona, lo que puede repercutir en la fertilidad", comenta la doctora Chávez. Así se desprende de un trabajo publicado por la revista de la Federación Española de Medicina del Deporte. Así mismo, existe la falsa creencia de que el ciclismo puede dificultar el conseguir un embarazo. "Sin embargo, lo que puede es aumentar las posibilidades de disfunción eréctil, no hay nada demostrado sobre sus efectos en la calidad del esperma", añade.

Por otro lado, también es habitual restar importancia a la relación entre los hábitos tóxicos y nocivos con la fertilidad. "Nada más lejos de la realidad, puesto que el consumo de sustancias como el tabaco o el cannabis, así como de alcohol, repercuten en la fertilidad tanto del hombre como de la mujer. En general, nuestro estilo de vida juega un papel muy importante en la fertilidad", sostiene la doctora Chávez. Un estudio reciente publicado en la revista Gynecological Endocrinology ha comprobado que fumar tiene un efecto significativo sobre la concentración de esperma.

Mitos sobre Fertilidad Masculina

1.  Los hombres, a diferencia de las mujeres, pueden tener hijos durante toda su vida. Habitualmente es así, ya que los hombres no nacen con un número limitado de espermatozoides (como les sucede a las mujeres con los óvulos). Pero a partir de los 45 años de edad la carga genética de los espermatozoides puede ir sufriendo alteraciones progresivamente, por lo que la capacidad fértil se reduce con la edad, y la probabilidad de tener un aborto o un hijo con alteraciones cromosómicas también aumenta con la edad del varón.

2. El tabaco o el alcohol no interfieren en la posibilidad de lograr el embarazo. Son hábitos muy nocivos y repercuten en la fertilidad del hombre y en la de la mujer.

3. En la mayoría de las parejas, es la mujer la infértil. Es una afirmación errónea. El origen del problema se encuentra en un 30% en la mujer y en un 30% en el hombre. En otro 30% de las parejas ambos aportan factores adversos y en el restante 10% la infertilidad tiene un origen desconocido.

4. Los teléfonos móviles pueden afectar a la calidad del esperma. Aunque son necesarios más estudios, las investigaciones realizadas hasta el día de hoy observan una disminución en la movilidad y en la supervivencia de los espermatozoides debido a las ondas electromagnéticas del teléfono móvil y otros dispositivos.

5. Practicar ciclismo puede dificultar el conseguir un embarazo. Determinados estudios han asociado la práctica intensa de ciclismo con disfunción eréctil hasta en un 13-24% de los varones, si bien no se ha podido establecer ninguna afectación en la calidad espermática por este deporte.

6. El deporte es beneficioso para la fertilidad masculina. Sí, siempre y cuando el ejercicio sea moderado en intensidad y duración, ya que en deportistas de élite se ha descrito una disminución en los niveles de testosterona por la práctica continuada e intensa de ejercicio, lo que va en detrimento de la fertilidad. Por otro lado, el uso de sustancias anabolizantes que se consumen con el fin de generar una mayor masa muscular puede alterar de forma importante los parámetros seminales, llegando incluso a una azoospermia durante el consumo de estas sustancias, que habitualmente se revierte tras la suspensión de las mismas.

7. Fumar cannabis no afecta a la fertilidad masculina. Falso: numerosos estudios demuestran que el consumo de cannabis afecta a todos los parámetros seminales: concentración, motilidad y morfología, disminuyendo las probabilidades de conseguir un embarazo.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad