inauguración

La capilla de Santa Catalina presenta sus obras rehabilitadas

imagen

Tras meses de rehabilitación, se ha inaugurado la capilla de Santa Catalina, mostrando ahora una aspecto limpio en el que destacan los retratos restaurados de los obispo que han presidido la diócesis de Burgos desde sus inicios.

burgosnoticias.com  | 22/12/2016 - 13:15h.

Tras varios meses de intervención, se ha reabierto al público la capilla de Santa Catalina de la catedral, famosa por albergar 134 cuadros con los retratos de los obispos y arzobispos que han regido la diócesis burgalesa a lo largo de su milenaria historia.

Han sido el Cabildo Metropolitano y la Fundación Axa los que han sufragado este proyecto, que ha permitido la limpieza de varios de los cuadros, así como de las paredes de la capilla –usada desde el siglo XVI como sacristía– y sus retablos y cajonerías. Con la finalización de las obras en este recinto sacro, ya solo falta la rehabilitación del trasaltar de Vigarny para dar por concluidas los trabajos de mejora integral del primer templo de la diócesis.

El presidente de AXA, Jean Paul Rignault se ha mostrado agradecido y orgulloso porque la fundación que preside participe en estas tareas de restauración, devolviendo "todo su esplendor" a la seo.

Por su parte, el arzobispo de la diócesis, Fidel Herráez Vegas ha  agradecido una labor que está permitiendo que la catedral se encuentre "en uno de sus mejores momentos".

Elementos restaurados

La restauración de la capilla ha consistido, entre otras cosas, en una eliminación del revestimiento de yeso de las paredes, sucio y deteriorado, y aplicación de una capa nueva.

La piedra vista ha sido limpiada de cal y suciedad, mientras que las policromías se han reintegrado y protegido. El mármol del pavimento que se encontraba agrietado ha sido sustituido, y la vidriera existente ha sido cambiada por otra de vidrio emplomado y marco de acero. En cuanto al mobiliario de madera, se ha limpiado y encolado las piezas que se encontraban sueltas.

Los retratos, por su parte, también han sido restaurados uno por uno. Se ha realizado una limpieza superficial, eliminando el barniz que los cubría; y se ha añadido allí donde estaba deteriorada o directamente faltaba. Se han sustituido los bastidores por otros más adecuados de cara a la durabilidad de los cuadros y se han protegido las policromías con barnices nuevos.

Por último, es destacable la nueva iluminación con lámparas LED de última generación, nada agresiva al no emitir luz ultravioleta y que proporciona una lectura uniforme y sobria de todo el espacio, además de ser de bajo consumo y alta eficiencia.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad