CARRETERAS

La Junta refuerza las medidas para reducir los accidentes por la irrupción de animales en seis carreteras de Burgos

accidente-basconcillos-tozo

El director general de Carreteras e Infraestructuras, Jesús Puerta, y el delegado territorial de Palencia, José Antonio Rubio Mielgo, han presentado hoy el proyecto piloto puesto en marcha por la Consejería de Movilidad y Transformación Digital y la Universidad de Salamanca (USAL) para reducir los accidentes por la irrupción de animales en la calzada. Se trata de un prototipo de señalización novedoso a nivel mundial, que busca informar en tiempo real a los conductores sobre la probabilidad de aparición de animales. La Junta ha destinado 370.000 euros a la implantación de este sistema.

burgosnoticias.com  | 25/01/2023 - 16:26h.

El director general de Carreteras e Infraestructuras, Jesús Puerta, y el delegado territorial de Palencia, José Antonio Rubio Mielgo, se han desplazado hoy hasta la localidad palentina de Villaviudas, en concreto a la carretera CL-619, para presentar el nuevo proyecto piloto que se ha implantado en once tramos de la red autonómica, para reducir la accidentalidad con fauna en las carreteras autonómicas.

Las características geográficas y medioambientales, unidas a la baja densidad de población y su desigual distribución por el territorio, son factores que favorecen la proliferación de fauna silvestre. Además, son muchas las carreteras que transitan por parajes naturales, donde es frecuente la invasión de la calzada por parte de los animales, provocando accidentes.

Desde la Consejería de Movilidad y Transformación Digital se han adoptado diferentes medidas para mitigar la accidentalidad causada por la irrupción de la fauna a las carreteras, entre ellas: despeje, desbroce y tala de árboles en la zona de dominio público de las carreteras; instalación de carteles de aviso de presencia de fauna silvestre; vallados cinegéticos; tratamientos con repelentes y atrayentes; disuasores rojos; ultrasonidos y pasos de fauna específicos para animales.

A todas ellas se suma ahora este proyecto piloto impulsado por la Junta y el Departamento de Biología Animal de la Universidad de Salamanca (USAL). Según un estudio de ambas instituciones, una de las características más relevantes de la siniestralidad con fauna silvestre es que ésta no se distribuye al azar, sino que se concentra en el espacio y el tiempo.

Espacialmente, es posible identificar tramos de carretera con especial concentración de accidentes con animales, normalmente en zonas boscosas, con vegetación natural, o próximos a puntos de agua y temporalmente, resultan más frecuentes en determinadas épocas del año, ligados a ciertos periodos del ciclo anual de las especies, principalmente la época de celo. Asimismo, varían a lo largo del día, concentrándose al atardecer y las primeras horas de la noche, con un pico secundario al amanecer. La fase lunar también influye en los patrones de siniestralidad, con un incremento durante la luna llena, seguramente debido a una mayor movilidad de los herbívoros.

De este modo, aprovechando la existencia de estos patrones espacio-temporales, desde la Consejería de Movilidad y Transformación Digital y la USAL se ha venido desarrollado desde 2019 una nueva señalización inteligente, que busca informar en tiempo real a los conductores sobre la probabilidad de irrupción de un animal en la calzada y que, solo si ésta supera un cierto umbral de riesgo, se emite una señal de alerta. Estas señales, al concentrar el aviso únicamente en momentos específicos, harán más difícil la habituación por parte de los conductores.

Señalización en once tramos

El proyecto ha superado ya la fase de diseño experimental. Ahora, 30 unidades de este prototipo de señalización se han instalado en once tramos de especial concentración de accidentes con fauna de la Red Autonómica de Carreteras para evaluar su efectividad. Estos tramos se encuentran en las provincias de Palencia (CL-615, CL-619), Burgos (CL-117, CL-632, BU-542, BU-820, BU-904, BU-925), León (LE-125, LE-420) y Soria (SO-920).

El diseño final de la señalización muestra tres posibles niveles de riesgo: Apagado –advertencia de que se está entrando en un tramo de especial concentración de accidentes con fauna–; Amarillo –advertencia de que se está entrando en un tramo de especial concentración de accidentes con fauna en un momento en el que el riesgo de irrupción de un animal en la calzada es mayor de lo habitual–; Rojo –advertencia de que se está entrando en un tramo de especial concentración de accidentes con fauna en un momento en el que el riesgo es mucho mayor de lo habitual–.

Esta señalización inteligente constituye una innovación a nivel mundial, en la que la Junta ha invertido 370.000 euros. Se trata de una nueva generación de señalizaciones verticales que se apoyan en las nuevas tecnologías para hacer buen uso de todo el conocimiento científico generado en esta materia de carreteras y fauna.

En los últimos años, en las carreteras autonómicas, la implicación de animales silvestres y domésticos en los accidentes de circulación es una de las causas con mayor incidencia en este tipo de siniestros, si bien no lo es el hecho de que haya víctimas. Por especies, el corzo ha sido responsable del 57,8 % de los siniestros, seguido del jabalí con un 26,4 % y el ciervo con el 4,3% de las colisiones.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

--- patrocinados ---
Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad