SALUD

El Complejo Asistencial Universitario de Burgos manifiesta un año más su compromiso en la lucha contra el tabaquismo

tabaco-hubu

La Unidad Especializada de Tabaquismo del Servicio de Neumología del Hospital Universitario de Burgos se hace eco de la campaña promovida por la Organización Mundial de la Salud con motivo del Día Mundial sin Tabaco.

burgosnoticias.com  | 29/05/2020 - 19:22h.

El Día Mundial sin Tabaco cuenta un año más con el compromiso del CAUBU, en línea con la campaña de la Organización Mundial de la Salud, que en cada edición destaca un aspecto en la lucha contra el tabaco.

En esta ocasión, la OMS ha querido llamar la atención sobre la mercadotecnia sistemática, agresiva y sostenida que la industria tabacalera y otras industrias relacionadas utilizan para que una nueva generación se enganche al consumo de sus productos.

Con ese motivo, la Unidad de Tabaquismo del HUBU ha recordado a todos los empleados que tienen a su disposición un programa de ayuda para dejar de fumar y ha colocado en el vestíbulo del hospital los carteles difundidos por la OMS. A ellos se unen un mural y un cartel elaborados por los niños hospitalizados en Pediatría.

El CAUBU forma parte desde 2013 de la Red Global de Centros Sanitarios sin humo, lo que se traduce principalmente en tres objetivos: ayudar a quienes quieren dejar de fumar, colaborar en el cumplimiento de las normativas al respecto y apoyar las campañas de deshabituación tabáquica.

La Unidad de Tabaquismo del HUBU lleva 20 años de trayectoria y actualmente está tratando a cerca de 200 pacientes con una tasa de éxito cercana al 40%. Sus pacientes proceden del propio Servicio de Neumología, de otras especialidades, así como de Atención Primaria -con quienes se trabaja de manera coordinada- y son derivados siguiendo distintos criterios: que hayan realizado varios intentos por dejar de fumar, que presenten patología relacionada y que tengan una alta motivación para abandonar esta adicción.

El consumo de tabaco es la causa del 25% de todas las muertes por cáncer en el mundo y está demostrado que el consumo de nicotina y de productos de tabaco aumenta el riesgo de padecer cáncer, enfermedades cardiovasculares y neumopatías. Es dañino en todas sus formas: los cigarrillos electrónicos aumentan el riesgo de padecer cardiopatías y afecciones pulmonares, y fumar shisha o pipas de agua es tan perjudicial como otras formas de consumir tabaco. El humo de la shisha contiene sustancias que provocan cáncer.

Tabaco y COVID-19

La alteración de la inmunidad que provoca el consumo de tabaco es una de las causas por las que el fumador tiene más riesgo de infección tanto por bacterias como por virus, como el coronavirus SARS-Cov-2; además estudios científicos han demostrado que los fumadores tienen más del doble de riesgo de desarrollar enfermedad grave incluso de fallecer por COVID-19.

Hay otros factores que favorecen el contagio en fumadores como el gesto repetido mano-boca que se produce al fumar o quitarse la mascarilla para fumar. Ese riesgo es mayor con el consumo de productos de tabaco compartido como es el caso de las pipas de agua, muy populares entre jóvenes.

Por otra parte, la SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica) alerta de la posibilidad de contagio de las personas del entorno del fumador, ya que al fumar y exhalar el humo se expulsan microgotas respiratorias que pueden contener carga viral. Esto desaconseja fumar en las terrazas. Dejar de fumar es lo mejor que puede hacer un fumador por su salud; también durante la pandemia. Si tras decidir hacer un intento serio de abandono no es capaz de dejarlo, debe saber que existen tratamientos eficaces que le ayudaran a conseguirlo de la mano de un profesional sanitario.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad