CASTILLA Y LEÓN

Las bajas retribuciones de las enfermeras de Castilla y León vacían la comunidad de estas profesionales

enfermeras-hospital-camas-sanitarios
burgosnoticias.com  | 19/06/2020 - 10:00h.

Castilla y León es la última comunidad de España en retribuciones de los profesionales enfermeros lo que está provocando que las enfermeras prefieran irse a trabajar a otras autonomías, como lo demuestra el hecho de que las bolsas de enfermeras y matronas de Sacyl se hayan agotado rápidamente.

SATSE ha constatado que Castilla y León se encuentra a la cola de España en retribuciones de sus enfermeras, es decir, en el último puesto de las 17 comunidades autónomas más Ceuta y Melilla. Además, no solo no ha mejorado la situación, sino que ha sufrido un retroceso en este sentido, ya que de estar en el puesto 15 hasta el año 2019, la Comunidad ha pasado al último puesto de todas las autonomías más Ceuta y Melilla.

SATSE ha denunciado recientemente que las bolsas de empleo de enfermeras y matronas de Sacyl ya se han agotado. Esto es especialmente grave porque ahora mismo, ante la necesidad de cobertura de un puesto de trabajo, no hay nadie disponible para que se le pueda realizar un contrato y las diferentes gerencias de Sacyl están esperando a que finalicen sus estudios las distintas promociones de graduados universitarios en Enfermería en los próximos días para disponer de profesionales enfermeros y matronas.

Las bajas retribuciones que perciben los profesionales enfermeros en Castilla y León están provocando que estos prefieran marcharse a otras comunidades para lograr un mejor contrato y unas condiciones retributivas que aquí no van a conseguir.

SATSE critica que la Consejería de Sanidad no está adoptando medidas para solventar esta situación. De hecho, ahí está el retraso en la gestión de la bolsa de empleo de enfermería, que lleva una demora de un año en la baremación de sus integrantes.

Otra de las cuestiones que disuade a los profesionales enfermeros de optar a un puesto de trabajo en Sacyl es el escaso o nulo reconocimiento a la profesión en esta comunidad y, muchas veces, las dificultades en materia de conciliación de la vida laboral y familiar que existen en esta comunidad, a diferencia de otros servicios de salud.

En el caso de las enfermeras que trabajan en los centros dependientes de Servicios Sociales (Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades), sus retribuciones son aún peores que las de Sacyl, así como su jornada y su reconocimiento profesional, lo que también está provocando que este departamento encuentre serias dificultades para cubrir contratos en estos centros.

SATSE insta a la Junta de Castilla y León a revisar esta situación y equiparar las retribuciones de sus enfermeras con las de las comunidades que mejor retribuyen a sus profesionales.

Los profesionales enfermeros de esta comunidad lo merecen, a juicio de SATSE, especialmente en medio de una tremenda pandemia en la que han dado lo mejor de sí con absoluta profesionalidad y consiguiendo que se mantuviera una asistencia de calidad aún en los peores momentos de la crisis sanitaria, arriesgando su vida y con elevado coste personal en forma de profesionales enfermeros contagiados por Covid-19.

SATSE considera que la Consejería de Sanidad y la de Familia deben demostrar una mayor consideración hacia sus profesionales más allá de declaraciones públicas, con hechos como la mejora de sus retribuciones.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad