OPINIÓN

Hospital San Juan de Dios de Burgos, opiniones y evidencias

Hospital San Juan de Dios
Luis Ángel Oteo Ochoa | 25/06/2021 - 18:09h.

El pasado 18 del presente, el Sr. Octavio Granado se expresó con respetables opiniones sobre diversos aspectos que atañen directamente al Hospital San Juan de Dios de Burgos. En ellas, sin un conocimiento preceptivo de la visión de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, se posiciona entreveradamente -de parte- sin discernimiento ni argumentación verificable, que a decir verdad sorprende en una persona con una notoria y cualificada responsabilidad en el ejercicio de servidor público, lo que le otorga un reconocimiento social y una curtida experiencia en relaciones agenciales complejas.

No es fácil interpretar en su texto el significado de expresiones tales como "San Juan de Dios lleva muchos años con bastantes problemas financieros y de otro tipo"," La situación de un hospital es responsabilidad de todas las personas que intervienen en la gestión" y "En cuanto a la reputación del Hospital San Juan de Dios, el número de pacientes y familiares que manifiestan su preferencia por no ser atendidos en el mismo es alto, y según algunas fuentes sigue creciendo".

El resto de las consideraciones del Sr. Octavio Granado, no incumben ni vinculan responsabilidades a la Orden Hospitalaria San Juan de Dios, y por ello sólo me pronuncio en aquello que considero evidencias incontrovertibles, así:

1.- La Orden Hospitalaria San Juan de Dios, como Institución sin ánimo de lucro, tiene establecido un Convenio de Vinculación Especial con el SACYL, en donde se ha constatado y notificado que no se está cumpliendo en todos sus términos por parte de la Autoridad Sanitaria, preferentemente en la derivación del flujo de pacientes desde el Complejo Hospitalario Universitario de Burgos (CHUBU), acorde a las características asistenciales acreditadas de este Hospital. Conviene aquí señalar, que la experiencia de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en la gestión de estas modalidades contractuales de colaboración público-privada, es sustantivamente por idoneidad la más reconocida en nuestro país, de la que fue pionera, con resultados acreditados en todos los ámbitos territoriales gubernamentales de nuestro país.

2.- Los problemas financieros sostenidos a los que se refiere el Sr. Octavio Granado son evidentes, y la causa no es otra que una subfinanciación presupuestaria o insuficiencia financiera estructural inveterada, y no a problemas de ineficiencia operacional. De hecho, es fácilmente constatable en las políticas de buen gobierno de esta Institución, el alto grado de eficiencia técnica, asignativa y social del modelo de gestión validado y auditado en todos los Centros Hospitalarios de la Orden, bajo criterios evaluativos comparados con otros centros asistenciales de titularidad pública o privada en España.  Así mismo, en términos de Calidad Asistencial, el nivel de satisfacción evaluado con herramientas validadas de los pacientes atendidos en el Hospital San Juan de Dios de Burgos y comparado con referencias nacionales, está en un nivel apropiado (Encuesta Satisfacción: 9,5/10 y Net Promoter Score: 73,19%, en 2020).

3.-En términos de responsabilidad a los que alude el Sr. Octavio Granado, inferir que las credenciales de responsabilidad social y de servicio al bien común de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios están suficientemente acreditadas y reconocidas no sólo en los 80 centros asistenciales sin ánimo de lucro de nuestro país, sino también en los 52 países de todos los continentes en donde esta Institución tiene presencia en sus más de 400 Obras Apostólicas y dispositivos sanitarios, sociosanitarios y sociales, centrándose en la atención preferente en aquellos colectivos más pobres, necesitados y excluidos de la sociedad.

4.-La Orden Hospitalaria San Juan de Dios ha manifestado de forma reiterada, como no puede ser de otra forma en un Estado Democrático de Derecho, la plena legitimidad institucional de la Autoridad Sanitaria de la Junta de Castilla y León responsable de la ordenación, regulación, planificación y gestión de los recursos sanitarios públicos, para considerar a esta Institución hospitalaria no necesaria para el establecimiento de acuerdos o convenios de colaboración en la prestación de servicios sanitarios, acorde a las características y naturaleza prestacional de nuestro Hospital de Burgos, a sabiendas de que es un Centro asistencial preferentemente de tipología - media y larga estancia- para pacientes crónicos, atención a cuidados paliativos y rehabilitación.

5.-Por último, pero no en último lugar, agradezco al Sr. Octavio Granado su interés y sensibilidad por este Hospital tan arraigado en la cultura sanitaria y social de la sociedad burgalesa, entendiendo y compartiendo asimismo su preocupación e inquietud por el estado reputacional del CHUBU en razón a la confiabilidad que esta Institución de nuestro Sistema Nacional de Salud debe merecer por parte de la ciudadanía.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad