MOVILIDAD

El Pleno sobre la Ordenanza de Movilidad evidencia que todavía queda mucho por hacer para su total desarrollo

pleno-movilidad
burgosnoticias.com  | 10/02/2020 - 11:46h.

El Ayuntamiento de Burgos ha acogido la celebración de un Pleno Extraordinario solicitado por el grupo popular de acuerdo al Reglamento Municipal, y que estaba destinada a aclarar las dudas que genera la aplicación de la nueva ordenanza de Movilidad, aunque al final se ha convertido en un agrio debate entre los partidarios y los detractores de esta Ordenanza que entró en vigor el pasado 24 de enero.

Un Pleno en el que tanto los concejales del PSOE y de Podemos han anunciado que no iban a cobrar las pertinentes retribuciones económicas por asistir al mismo.

El concejal popular, Jorge Berzosa ha sido el encargado de expresar en voz alta las dudas que le genera la nueva Ordenanza de Movilidad en aspectos relacionados con la circulación de bicicletas, peatones, Vehículos de Movilidad Personal, zonas de carga y descarga, o áreas de tráfico restringido, al tiempo que ha acusado al PSOE de improvisación y mala gestión a la hora de aplicar la Ordenanza. Ha asegurado que todos los artículos relacionados con la señalización de calles con velocidad máxima de 30 km/h, zonas de carga y descarga y áreas de tráfico restringido no han entrado en vigor porque no existen las señales que así lo atestiguan.

En este asunto, el Pleno contemplaba la información Jurídica del Secretario General del Pleno, Javier Pindado sobre la aplicación de las Ordenanzas municipales, y en concreto, la entrada en vigor, vigencia y aplicación de la Ordenanza de Movilidad.

Al respecto, ha señalado que el límite de velocidad en el término municipal se establecerá según marca el Reglamente General de Circulación a 50 Km/h, que podrá ser rebajada a 30 kilómetros por hora por la autoridad municipal.

Asimismo, ha constatado que la entrada en vigor del nuevo límite de velocidad dependerá del momento en que la señalización esté completada en todos los puntos estratégicos de la ciudad, algo que todavía no se está cumpliendo.

Por su parte, el alcalde de la ciudad, Daniel de la Rosa ha acusado al PP de no haber hecho nada desde el año 2010 cuando intentó aprobar una Ordenanza de Movilidad. Además, ha recordado que en noviembre de 2018, se aprobó de forma inicial la Ordenanza con el voto a favor del PP, y ha criticado a los populares por votarla ahora en contra, cuando están en la oposición. Además, ha señalado sentir "bochorno y sorpresa" cuando conoció que el PP quería convocar un Pleno Extraordinario para hablar de una Ordenanza que ya estaba aprobada.

En similares términos se ha expresado el concejal de movilidad, Josué Temiño que ha asegurado que en los años anteriores la movilidad en la ciudad ha sido un desastre, un "campo de batalla" donde los coches campaban a sus anchas, y ha pedido tiempo para la implantación progresiva de esta Ordenanza.

Los grupos de la Oposición también ha evidenciado sus discrepancias. El concejal de Podemos, Israel Hernando ha puesto en valor esta Ordenanza y ha acusado al PP de dejar el servicio de transporte y movilidad a punto de privatizarse.

Por su parte, el concejal de Ciudadanos, Julio Rodríguez – Vigil ha destacado que los burgaleses llevaban muchos años reclamando una Ordenanza que regulara la movilidad en la capital burgalesa, para que de esta forma, dejara de imperar el caos en materia de movilidad en la ciudad. Ha asegurado que la Ordenanza se va a cumplir y ha criticado al PP por no haber sido capaz de sacar adelante una Ordenanza de Movilidad.

Por otro lado, el portavoz de Vox, Ángel Martín ha indicado que la Ordenanza de Movilidad se caracteriza por su indefinición y por su inseguridad jurídica.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad