OPINIÓN

Alcalde, pero ¿quién te asesora?

plaza-mio-cid

El alcalde socialista de Burgos, Daniel de la Rosa ha decidido sin contar con el resto de grupos políticos municipales habilitar de manera extraordinaria y temporal como peatonales varias calles de la ciudad para que durante los fines de semana de 9 a 21 horas los burgaleses puedan pasear más seguros, sanitariamente hablando.

burgosnoticias.com  | 10/05/2020 - 16:56h.

El balance de esta decisión, por mucho que sea alabada por los "pelotaris" del primer edil municipal no puede ser otra cosa que poco afortunado, al menos por lo que a las calles del centro de la ciudad se refiere, que es donde hemos realizado nuestras comprobaciones y de las que aquí dejamos constancia gráficamente:

 

Ya nos dirá alguien, incluidos los concejales Adolfo Díez y Josué Temiño colaboradores necesarios para este hecho, porqué la calle Santander se ha peatonalizado y qué decir de la calle Ana Lopidana. Del resto, las noticias que tenemos tampoco nos hacen ser optimistas sobre los resultados de esta "alcaldada."

Al menos 18 Policías Locales se han dedicado diariamente a vigilar que esta "ocurrencia" se pudiera realizar, lógicamente esos policías no han podido apoyar al resto de sus compañeros en tareas de vigilancia del confinamiento, y eso que De la Rosa puso el grito en el cielo, llegando incluso a pedir a su policía y a la de Marlaska mano dura con los incumplidores.

Nos comentan, ahora se llama desde el entorno del alcalde que, además de sus dos sabios concejales consejeros (Tráfico y Movilidad) se ha asesorado con técnicos, "científicos" y hasta con alguna asociación de vecinos, o tal vez fuera mejor decir asociación de amigos.

Alguna de las calles más anchas con las que cuenta la ciudad, sirva de ejemplo la calle Santander, han visto como solo se movían por la carretera los autobuses, y decimos solo los autobuses porque los pocos peatones que por esas calles andaban lo hacían, como a ello a están acostumbrados, por las aceras donde hasta podían ir en fila de a tres en paralelo, guardando las distancias de seguridad. Las diferentes fotos que ilustran esta opinión dejan bien a las claras lo que opino.

En cambio, donde sí había "overbooking" era en calles como la de La Paloma, donde por cierto se notó en bastantes momentos que los guardias que otros días patrullaban esa zona estaban ahora ocupados con la ingeniosidad de la primera autoridad municipal, quien no hace mucho tanto él como alguno de sus concejales llamaron de todo al anterior alcalde por tener esa misma idea que entoncés fue calificada como "la del antojo de un cabezota", así como de "lacallada".

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad