POLÍTICA

César Barriada: “Se han llevado por delante los derechos de los burgaleses”

cesar_barriada

Tan solo 43.000 personas serán las que podrán disfrutar de dichos servicios y "sin tener en cuenta a los turistas que se acercan a la ciudad y que, evidentemente, pueden acceder a las instalaciones municipales para disfrutar del correspondiente baño" comenta el concejal del PP, César Barriada.

burgosnoticias.com  | 24/06/2020 - 12:17h.

El Grupo Municipal Popular ha expresado su malestar con la decisión tomada desde el seno del Consejo de instalaciones deportivas acerca de las piscinas municipales y actividades físico-deportivas. Estas, en el presente verano, estarán disponibles exclusivamente para los burgaleses abonados y que hayan solicitado cita previa.

Tan solo 43.000 personas serán las que podrán disfrutar de dichos servicios y "sin tener en cuenta a los turistas que se acercan a la ciudad y que, evidentemente, pueden acceder a las instalaciones municipales para disfrutar del correspondiente baño" comenta el concejal del PP, César Barriada.

Además, el acceso a dichas piscinas se efectuará en dos turnos, uno de mañana y otro de tarde, mientras que a mediodía se realizará una parada para labores de limpieza y desinfección. Algo que Barriada califica como una "vulneración de los derechos de los burgaleses" ya que dice que hablamos de un servicio público y lo están privatizando.

El motivo de la cita previa es identificar a los usuarios de las instalaciones deportivas. Para Barriada esto se traduce en "una dictadura social-comunista absoluta" por el hecho de que los usuarios se sentirán vigilados con los accesos. Desde el PP, han analizado normativas relativas a dicho asunto donde según dicen en ningún momento se habla de exclusión sino de limitación del aforo.

Así mismo, el servicio de instalaciones deportivas sigue trabajando con total normalidad por lo que todos aquellos interesados podrán abonarse.

En ejercicios anteriores, visitaban las piscinas de la ciudad en torno a 300.000 burgaleses. En el presente año, con la toma de tal decisión y el justificado distanciamiento social, supondrá la pérdida de 130.000€ y también un perjuicio "a los concesionarios que tienen los propios bares de las piscinas" dice Barriada.

Insiste en que es "un verdadero escándalo" y recuerda al alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, "que el Estado de Alarma solo limita derechos y no los suspende". Añade que esto puede derivar en una serie de quejas, reclamaciones o denuncias por parte de los usuarios.

Solo el Partido Popular ha votado en contra. Podemos y PSOE lo han hecho a favor mientras que Ciudadanos y Vox han optado por abstenerse.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad