POLÍTICA

Berzosa culpa al equipo de Gobierno de no leer el PMUS que pretenden aprobar en Junta de Gobierno

bulevar

El viceportavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Burgos, Jorge Berzosa, vuelve a insistir en que el equipo de Gobierno se mueve "como pollo sin cabeza" al frente de la ciudad.

María C. | 11/05/2022 - 11:15h.

En concreto, el edil de la oposición ha estallado en críticas al descubrir que PSOE y Ciudadanos desconocen qué van a aprobar el próximo jueves en Junta de Gobierno dentro del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS). Dice Berzosa que dentro de este documento se contemplaría el giro a la izquierda en el bulevar o la adecuación del giro a la derecha.

Es decir, que se reduciría la mediana para poder habilitar giros a la izquierda sin retenciones de tráfico y se instalarían líneas discontinuas (unos metros antes de los cruces) que permitan 'invadir' el carril para taxis y autobuses y así girar con más seguridad hacia la derecha. De tal manera que se tendría una visión más adecuada de los ciclistas a través del retrovisor.

El problema de ambas medidas no son su contemplación en el PMUS, con la que el PP estaría de acuerdo. Las críticas radican en que el equipo de Gobierno no sabría cómo se van a aplicar, por lo que su aprobación sería una 'cortina de humo'. Asegura Berzosa que ha preguntado sobre estas cuestiones a cuatro concejales y ninguno ha sabido dar respuesta a lo que figura en el documento porque "desconocían la existencia de esto en el Plan".

En concreto, habla de los responsables de Tráfico, Urbanismo, Movilidad y Vías Públicas.

Por todo esto, considera muy grave que se vaya a aprobar un documento que ni siquiera los responsables del mismo han leído. [Consulta la información al respecto desde la página 170]

Lamenta que no sean capaces de gestionar lo más pequeño y quieran abarcar grandes proyectos, más aún con esta forma de proceder. Así que pide al PSOE y Cs que no aprueben el PMUS sin haberlo leído y sin haber aclarado su procedimiento, ya que se basa en unos análisis de 2017, cuando todavía no se compartía calzada con bicicletas o patinetes; tampoco se analiza el tráfico post pandemia, ni se tiene en cuenta el nuevo comportamiento de la circulación.

Esta situación de desconcierto y su posible instalación sin tener en cuenta estos detalles se complicará aún más con la implantación en 2023 de la Zona de Bajas Emisiones, que prohibiendo el paso rodado por el centro desviará todo el tráfico al bulevar.

Lo "más dramático", dice Berzosa, es gastar dinero en el PMUS para guiar la movilidad durante los próximos años y que "no hayan leído ni trabajado" en ello, y le "preocupa enormemente" que vendan proyectos que no se vayan a cumplir.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

--- patrocinados ---
Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad