POLÍTICA

El PP de Burgos quiere 10 grandes pactos entre todos los corporativos para que la ciudad recupere el pulso

concejales pp

El Grupo Municipal Popular comienza el curso político con "ilusión, ganas y fuerza para lograr transmitir y crecer en Burgos y así poder construir un proyecto competitivo y para las personas". La portavoz, Carolina Blasco, cree que han cumplido con su rol de oposición en estos últimos años y asegura que han "tratado de tender puentes y ser exigentes".

María C. | 12/09/2022 - 11:54h.

Comienzan sin perder de vista que en mayo de 2023 los burgaleses tendrán que apostar por un nuevo futuro, porque "el PP aspira a gobernar". Dice Blasco que por "responsabilidad" debe ser ella la que lidere la candidatura a las elecciones y supondría una "decepción" que no apostasen por ella para la alcaldía desde su partido, ya que considera que "los burgaleses confían" en ella.

Y es que se presenta como el remedio a la actual situación, donde "la cuidad está sin pulso", pierde competitividad y la acción municipal no contribuye a un cambio de rumbo. Informes y encuestas, así como la gestión del presupuesto, constatan día a día que no se avanza, lamenta la líder del principal grupo de la oposición.

Incrementa el gasto corriente, no hay contratos por lo que son más caros, el plazo de proveedores es malo y la ejecución presupuestaria solo se traduce en un 5%, recuerda. "No superaremos el 15% de las inversiones (suponían 73 millones)" en este trimestre, por un problema que radica en el alcalde, ya que "teniéndolo todo ha conseguido muy poco".

Es por eso que Daniel de la Rosa ya habla de planes de futuro, porque en el presente "ha ofrecido muy poco". Para evitar que Burgos siga pereciendo, asegura que se van a sentar para llegar a pactos y lograr que recupere el pulso. No cierran la puerta a nadie, pero fijan su atención en el PSOE que "sí o sí" tendrá peso, dejando de lado a su socio Cs.

Está en contra de las mayorías, ya que evitan que los corporativos vaya todos a una, como es el caso de Burgos Río o la Zona de Bajas Emisiones. Cree que es esencial llegar a pactos para definir, entre otras cosas, cuáles son las mejores infraestructuras, una disminución de impuestos (mientras las reglas fiscales permitan utilizar remanentes), un plan de vivienda, la atracción del talento, natalidad y arraigo; o movilidad.

Además, propone otros cinco pactos referidos a la inversión (incluido Plan Gamonal), Mercado Norte, Industria y Logísitica (carentes de ambición) y, por último, infraestructuras para el deporte, en el presente y futuro, por ejemplo con el velódromo de San Cristóbal.

Sobre el barrio de Gamonal, considera que debe planificarse y estudiarse bien para determinar sin margen de error cuáles son las zonas a peatonalizar o cómo gestionar los aparcamientos.

Al margen, también cree que hay que trabajar en la estación de autobuses, antiguo solar del Yagüe y centro de especialidades, la conexión ferroviaria y mejora de autovías, y como no, la mejora de la cultura y su candidatura a la capitalidad 2031. Esto último "lo ha visto con buenos ojos" el actual alcalde, Daniel de la Rosa, celebra Blasco, con independencia de conseguirlo, se habría cohesionado la ciudad.

Para todo ello, necesitan financiación, pero también posición ideológica. En este sentido, primero hay que determinar dónde se sitúa la corporación y luego fijar el presupuesto a destinar a cada uno de ellos. "El presupuesto de 2023 no es el vehículo", remata Blasco, pero sí los remanentes que, le preocupa que sino se consideran ahora no se vayan a gastar y se pierda la oportunidad.

El Grupo Popular calcula que estos "ahorros" en el año 2023 rondarán los 90 millones de euros.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

--- patrocinados ---
Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad