PUEBLOS MÁS BONITOS CYL

Descubre Candelario un pueblo marcado por la sierra

Foto: Villa de Candelario
Candelario

Candelario, en Salamanca, forma parte de la Asociación de Pueblos más bonitos de España, estando también declarado como Conjunto Histórico Artístico por su arquitectura tradicional.

burgosnoticias.com  | 15/03/2019 - 00:00h.
Museo Casa Chacinera
Museo Casa Chacinera. Foto: Villa de Candelario

Se trata de uno de esos típicos pueblos de montaña que conserva el encanto de la tradicional y que a su vez le hace diferente. Los visitantes pueden disfrutar de una arquitectura con varios siglos a sus espaldas, como las casas de tres pisos en las que en el último se hallaba el desván.

Alrededor de esta localidad hay dos historias sobre sus orígenes. Una sobre el gran número de civilizaciones que pasaron por la reunión y otra sobre sus gentes. Algunos hablan sobre un asentamiento celta, tras encontrar unas piezas de granito como la de Jano, la otra posibilidad aunque sin demostrar es que Calendario  constituyera uno de los refugios de Viriato en su lucha frente a los romanos.

Como ocurre con otros pueblos, caso de Béjar, fue el asturiano Pelayo Fernández quien le fundó. El primer asentamiento de la población se conoce como Barrio Somero y la reconocida industria chacinera de hoy en día pudo tener su origen en la evolución del ganado porcino en aquellos años.

Batipuertas
Batipuertas. Foto: Villa de Candelario

El casco urbano de este pueblo salamantino está compuesto por calles estrechas y empedradas. Las fuentes y regaderas son un elemento que no pasará desapercibido al visitante. Tampoco lo harán los pequeños canales de agua limpia y transparente que provienen de manantiales y del deshielo de la sierra próxima.

La arquitectura de Candelario es típica de un pueblo de montaña, con una peculiar característica en la mayoría de las casas, las batipuertas. Estas medias puertas hechas de madera protegen a las viviendas de la nevadas. Aunque también se dice que evitaban la entrada de los animales.

Uno de los lugares que merece la pena visitar es la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Combina varios estilos arquitectónicos como son el mudéjar, el gótico y el barroco.

La primera piedra de esta iglesia se colocó en 1329, aunque su construcción debió ser deficiente, pues en el siglo XVII se hundió parte de su fábrica. Entonces, el duque de Béjar contribuyó con fondos propios para la edificación de otra. Por eso, en la portada del lado norte, figura el escudo de su casa ducal.

Ermita de Candelario
Ermita de Candelario. Foto: Villa de Candelario

En la torre del templo, de 28 metros y entrada exterior, se instaló el reloj que marcaba el tiempo de la villa. La torre primitiva era mucho más esbelta, aunque en 1929, durante una tormenta, parte de ella se hundió y al reconstruirse ya no se remató.

Regaderas de Candelario
Regaderas de Candelario. Foto: Villa de Candelario

Pero si hay algo que caracteriza especialmente a Candelario son las numerosas fuentes que otorgan personalidad a esta villa. Sus aguas fluyen limpias y transparentes desde el corazón de las montañas, lo que hace que se produzca  un sonido muy característico.

Candelario tenía desde siempre tres entradas y en cada una de ellas se construyó una fuente romana de pilón pequeño. Estas tres fuentes todavía existen y son conocidas como la de las Ánimas, la de los Puentes y la de Lapachares.

Las regaderas son otro de los elementos singulares de este pueblo. Se trata de pequeños canales que cruzan toda la localidad desde lo alto de la villa hasta su parte más baja. Estas regaderas que adornan las callejas de la localidad, sirven para el riego de las huertas cercanas. Además, tuvieron la utilidad de arrastrar los despojos y la sangre del cerdo en época de matanza.

A la entrada del pueblo se sitúa la Ermita del Santísimo Cristo del Refugio, también llamada del Humilladero. Es una obra del siglo XVIII, dotada de un porche en la entrada sostenido por 4 columnas. Lo más destacable es su retablo de madera con la imagen del Cristo, por el que sienten una gran devoción los candelarienses

El entorno natural de Candelario proporciona muy variadas posibilidades: senderismo, paseos a caballo, esquí, bicicleta todo terreno o las emociones de los deportes de montaña. El máximo atractivo de la villa es sin duda la proximidad de la sierra y de la nieve; en busca de ésta y de sus paisajes nevados llegan cada invierno miles de visitantes.

Candelario mantiene tradiciones y fiestas que suelen tener como escenario la Cuesta de la Romana. El segundo domingo de agosto, se celebra cada año la Boda Típica, una fiesta de carácter tradicional que recrea el ritual de la boda a la antigua usanza. También escenas bíblicas como la Pasión y el Nacimiento de Jesús, son tradiciones en las que participan buena parte de los habitantes del pueblo.Boda típica de Candelario

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad